Ir a contenido

Nuevo gobierno en México

López Obrador se reúne con gobernadores y cierran filas en proyectos estratégicos

El presidente electo de México que tomará el poder el próximo 1 de diciembre, alista sus planes de gobierno

El Periódico

Andrés Manuel López Obrador saluda tras la victoria. 

Andrés Manuel López Obrador saluda tras la victoria.  / REUTERS / CARLOS JASSO

Como parte de los trabajos en la etapa de transición del nuevo gobierno en México, el presiente electo Andrés Manuel López Obrador se reunió con los gobernadores de todos los estados del país, para cerrar filas en torno a su proyecto y establecer mecanismos de cooperación conjuntan en temas prioritarios, como la inseguridad, el manejo de los recursos públicos y los proyectos de infraestructura que tiene planteados.

De esta manera,  Andrés Manuel López Obrador, mejor conocido como AMLO, pedirá a los gobernadores replicar en sus estados las reuniones matutinas de seguridad, dijo el presidente de la Comisión Nacional de Gobernadores (Conago) y también gobernador del estado de Chiapas, Manuel Velasco.

"López Obrador informó que va tener reuniones todos los días, todas las mañanas, con su gabinete de seguridad y estas reuniones quiere que se repliquen en los estados", dijo Velasco al final de la reunión del presidente electo con los gobernadores de las 32 entidades del país.

El  gobernador de Chiapas, confirmó que en esta reunión se revisó "la coordinación que tiene que existir (entre los gobiernos estatales) con el Gobierno Federal, el Ejército Mexicano y la Marina".

Velasco informó que la reunión con López Obrador fue "productiva" y aseguró que los gobernadores acordaron apoyarlo con "firmeza y sin titubeos" para que su mandato comience "con toda la fuerza" desde el 1 de diciembre próximo.

A la reunión asistieron los 31 Gobernadores y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, además de gobernadores electos y los futuros titulares de distintas secretarías que forman parte del gabinete de López Obrador.

Apoyo a proyectos estratégicos

En esta reunión, los mandatarios estatales aceptaron que trabajarán en la construcción de una "agenda común" para participar desde ahora, en el diseño de los 25 proyectos y programas prioritarios que impulsará la futura administración, explicó Velasco.

Entre los proyectos destaca la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), el Tren Maya, el desarrollo del Istmo de Tehuantepec, la modernización de las seis refinerías y la construcción de una nueva.

La austeridad gubernamental  

Velasco confirmó que el presidente electo ha despejado a los gobernadores todas las dudas e inquietudes sobre la figura de los delegados federales, que vigilarán la aplicación de los programas del gobierno en los estados.

En su proyecto de austeridad, López Obrador explicó que iba reducir el gasto en burocracia y tras estudiar que algunas entidades tenía más de 20 delegados señaló que su gobierno solamente tendría uno por estado.

"La figura fue bien recibida, ningún gobernador se manifestó en contra. (Se planteó) que haya claridad en sus funciones y lo que representa cada gobernador que fue elegido por el pueblo", explicó Velasco.

Velasco anunció que por instrucciones de López Obrador, el futuro Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, instalará mesas de trabajo para dialogar con cada uno de ellos sobre sus prioridades de presupuesto para 2019.

El Ejército sigue en las calles

Como parte de su estrategia de seguridad, López Obrador anunció el pasado viernes que el Ejército y la Marina seguirán en las calles del país, puesto que la Policía Federal todavía "no está preparada" para hacerlo.

"Sería muy irresponsable de mi parte decir que regresen los soldados y los marinos a sus cuarteles, y dejar a la gente en un estado de indefensión", dijo a la prensa el mandatario electo.

Además reiteró que se encargará "personalmente" de coordinar a todas las fuerzas de seguridad para que "a medio o largo plazo" pueda crearse una Guardia Nacional que combata la violencia.

El Ejército patrulla las calles desde el mandato del presidente conservador Felipe Calderón (2006-2012) en el marco de una estrategia de confrontación contra el narcotráfico y el crimen organizado, que ha dejado miles de muertos y desaparecidos.

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto impulsó una Ley de Seguridad Interior que formaliza el papel de los militares en materia de seguridad pública, la cual está bajo análisis de la Corte Suprema de México.

Sin embargo, a pesar de todas estas modificaciones legales y estrategias implementadas, la inseguridad en México va en aumento, crecen las cifras de homicidios y el país está sumergido en una crisis de violencia nunca antes vista.

0 Comentarios
cargando