Ir a contenido

Crisis política

Daniel Ortega compara a sus opositores con los nazis y los llama "vende patrias"

El presidente del país centroamericano dice que la oposición quiere destruir a Nicaragua para tomar el poder

El Priódico

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y su mujer la vicepresidenta, Rosario Murillo, en un mitin sandinista el pasado sábado en Managua.  

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y su mujer la vicepresidenta, Rosario Murillo, en un mitin sandinista el pasado sábado en Managua.   / AFP / MARVIN RECINOS

En medio de una crisis que lleva cuatro meses y ha causado centenares de muertos, donde además hay denuncias de los opositores de constantes violaciones a los derechos humanos, el presidente Daniel Ortega, acusó a estos grupos de querer destruir a Nicaragua como un plan estratégico para llegar al poder.

"Quieren ver destruida a Nicaragua porque creen que esa manera van a conseguir el poder", denunció el mandatario en un discurso ante miles de sandinistas en Managua, esto en ocasión del 40 aniversario del asalto al Palacio Nacional, una acción contra la dictadura de los Somoza y que representa uno de los momentos clave en la historia reciente de ese país centroamericano.

Según Ortega, desde que retornó al poder en enero de 2007, tras gobernar de 1985 a 1990 y coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1985, los grupos opositores a su gobierno siempre han estado atentando contra su país. "Esos que quieren destruir a Nicaragua empezaron a lanzar odio, veneno, destrucción contra el pueblo" y  además, “pidieron sanciones económicas contra el Ejecutivo”.

Llama nazis a los opositores

El mandatario tildó de “vende patrias, traidores, peleles y Judas” a los que han viajado a Washington a pedir que castigue a Nicaragua, en medio de la crisis. "Son sembradores de destrucción", remarcó el líder sandinista, quien destacó que "el pueblo está celebrando la recuperación de la libertad, porque toda Nicaragua fue secuestrada", afirmó en alusión a la actual crisis iniciada el 18 de abril.

Asimismo, acusó a los opositores de haber promovido, desde ese día, un "levantamiento criminal y armado" y los comparó con los nazis, porque según dijo, han pedido "acabar con los sandinistas". Ortega pidió a los sandinistas estar unidos y vigilantes y advirtió a los opositores que "no vamos a permitir que nos sigan torturando, que nos sigan agrediendo".

Enfrentamientos violentos

Nicaragua está sumergida en una crisis sociopolítica que ha dejado entre 317 y 448 muertos, aunque el Gobierno reconoce solo 198, la etapa más sangrienta desde la década de 1980, cuando también presidía el país Ortega.

Las protestas contra Daniel Ortega comenzaron el 18 de abril por unas reformas a la seguridad social que finalmente fueron retiradas, y se convirtieron en reclamaciones para que renuncie tras 11 años seguidos en el poder, entre acusaciones de abuso y corrupción.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.