Medida de gracia

El rey de Marruecos indulta a 188 activistas del Rif que estaban en prisión

El monarca aprovecha la festividad del sacrificio del cordero para llevar a cabo lo que se considera un gesto de reconciliación con los que participaron en la revuelta en esta región del norte del país

El rey de Marruecos Mohamed VI.

El rey de Marruecos Mohamed VI. / REUTERS / PHILIPPE WOJAZER

1
Se lee en minutos
Beatriz Mesa
Beatriz Mesa

Periodista

ver +

El Rey, Mohamed VI, rebaja la tensión en la región del Rif, al norte de Marruecos, al indultar a 188 presos activistas del movimiento de protesta social —en árabe conocido internacionalmente como «Hirak Rif»— que durante los últimos dos años han protagonizado manifestaciones en ciudades norteñas como Alhuceimas, la que capitaneó la movilización. 

El indulto del monarca aunque no amaina del todo los aires de cólera entre los rifeños por la gestión del Estado en el «control» de las manifestaciones que implicó represión policial y duras condenas contra los militantes, sí se interpreta como un segundo gesto de reconciliación con la población sublevada. 

El primero tuvo lugar el pasado mes de julio cuando se conmemoró el 19 aniversario de la llegada de Mohamed VI al trono y decidió pronunciar su discurso desde la tensa Alhuceimas. Entonces, sorprendió que no mencionara ni hiciera ninguna alusión a la protesta social, entre las más inéditas de la historia de las movilizaciones en Marruecos. 

Celebraciones religiosas

Noticias relacionadas

El Monarca ha esperado la celebración del Aid el Adha, la fiesta del sacrificio del cordero, la más importante del calendario musulmán, para lanzar al pueblo marroquí el indulto colectivo que suele realizar cuando se trata de celebraciones religiosas. Aunque se esperaba la puesta en libertad de presos por delitos comunes, se dudaba sobre la elección de los militantes rifeños para llevar a cabo su acto «sagrado». Los indultados estaban recluidos en las cárceles de Casablanca, Alhucemas, Taunate y Fez.

Entre los amnistiados, once pertenecen al núcleo liderado por el dirigente del Hirak, Nasser Zafzaf, sobre quien ha caído una pena de 20 años de cárcel. En total, 800 personas fueron arrestadas—158 menores de edad— y condenadas a diferentes penas según el grado de participación en las protestas. 

Temas

Marruecos