Ir a contenido

POLÍTICA EXTERIOR

Bolton niega que EEUU se disponga a reconocer la anexión israelí del Golán

El asesor de seguridad nacional sale al paso de las intenciones del algunos congresistas en Washington

Ricardo Mir de Francia

John Bolton, en una conferencia reciente, en Maryland.

John Bolton, en una conferencia reciente, en Maryland. / REUTERS / JOSHUA ROBERTS

Desde que Donald Trump se instaló en la Casa Blanca, todo han sido regalos para el Gobierno nacionalista de Binyamin Netanyahu en Israel. En solo unos meses, Washington ha trasladado su embajada a Jerusalén, ha roto unilateralmente el acuerdo nuclear con Irán e incluso ha dejado de describir la Cisjordania palestina como territorio ocupado en algunos documentos internos. De momento, sin embargo, el Golán ha quedado fuera de la lista de regalos para Rosh Hashana, el Año Nuevo Judío que los israelís celebran a principios de septiembre. El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, ha negado que su país se disponga a reconocer la anexión de los Altos del Golán, el territorio conquistado a Siria en la guerra de los Seis Días y ocupado desde 1967 en contra del derecho internacional.

“He escuchado algunas sugerencias al respecto, pero no se está discutiendo, no se ha tomado ninguna decisión dentro del Gobierno estadounidense”, ha asegurado Bolton en una entrevista con Reuters. “Obviamente entendemos la reivindicación israelí de que ha sido anexionado, entendemos su posición, pero por el momento no ha cambiado la posición estadounidense”. Las aclaraciones de Bolton llegan después de que algunos legisladores estadounidenses se hayan embarcado en un intento de presionar a la Casa Blanca para que reconozca la anexión israelí del Golán, una decisión que rompería el consenso internacional, de forma muy semejante a lo que sucedió con el traslado de la embajada a Jerusalén.

La influencia de Rusia

El pasado mes de mayo el ministro israelí de la Inteligencia, Yisrael Katz, aseguró que el asunto se estaba discutiendo con las autoridades de Washington y anticipó que podría resolverse solo unos meses. “Creo que hay muchas probabilidades de que suceda”, dijo entonces Katz. Algunas fuentes sostienen que el reconocimiento estadounidense se complica por el apoyo de Rusia al régimen sirio de Bashar al Asad y los intentos de la Casa Blanca de alcanzar acuerdos con Moscú para reordenar los equilibrios en el país árabe cuando acabe la guerra.

EEUU quiere que el Kremlin le ayude a sacar a las tropas iranís de Siria cuanto antes, en consonancia con la postura israelí, pero según Bolton, que se encuentra de visita en el Estado judío, Vladimir Putin le dijo a Trump durante la cumbre de Helsinki que no tiene forma de conseguirlo porque ambos países tienen intereses dispares en Siria. Putin “nos dijo que sus intereses y los de Irán no son exactamente los mismos. Vamos a hablar con él para ver qué tipo de función puede desempeñar”. Bolton tiene previsto reunirse este jueves en Ginebra con su contraparte rusa.  

Matizaciones

El asesor estadounidense también quiso disipar la ansiedad desatada entre la derecha israelí por las últimas palabras de Trump, quien dijo el martes que Israel tendrá que pagar “un precio más elevado” a los palestinos para compensar el traslado de la embajada a Jerusalén. Bolton contradijo a su presidente y afirmó que el gesto nunca se concibió con la intención de que hubiese un quid pro quo. Es decir, que su país no espera nada a cambio.

0 Comentarios
cargando