Ir a contenido

Medidas económicas

Maduro mantendrá la gasolina barata a los que tengan el "Carnet de la Patria"

El presidente anuncia que habrá una subida del precio del carburante para frenar el contrabando a Colombia

EFE

Nicolás Maduro.

Nicolás Maduro. / AFP / FEDERICO PARRA

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado que el subsidio estatal a la gasolina nacional, considerada la más barata del mundo, se mantendrá solo para quienes registren sus datos en el gubernamental Censo de Transporte, que la oposición califica como una medida de control social y político.

"Aquella persona que no atienda el llamado al censo tendrá que pagar el combustible al precio internacional", ha dicho el mandatario, durante una alocución televisada, en la que ha mostrado su intención de incrementar los precios de los hidrocarburos.

Remarcó que entre el miércoles y el viernes de esta semana los venezolanos tendrán la "última oportunidad" de acudir a los puntos que ha dispuesto el Gobierno en todo el país para registrar sus datos y conservar el precio subsidiado del combustible. "La gasolina y los hidrocarburos internos tienen que colocarse al precio internacional para que se acabe el contrabando hacia Colombia", ha dicho tras estimar que Venezuela pierde 18.000 millones de dólares al año por el tráfico ilegal del carburante hacia el país vecino.

Decisión "tajante"

Maduro ha subrayado también que mantendrá el "subsidio directo a todos los dueños de vehículos automotores" de Venezuela a través del gubernamental "Carné de la Patria", un censo creado el año pasado y en el que se han inscrito más de 17 millones de personas (cerca de la mitad de la población nacional) según datos del oficialismo.

Insistió en que es una decisión "tajante" que esta semana los ciudadanos tendrán la última oportunidad para registrarse y tener acceso al subsidio, aunque no apuntó fechas de cuándo entrarán en vigor los nuevos precios.

El precio promedio del litro de gasolina en Colombia (cerca de 1 dólar) es suficiente en Venezuela para llenar los tanques de unos 700 vehículos medianos.

Opositores y algunos transportistas de Venezuela han rechazado el registro de vehículos, una medida que según el Gobierno busca controlar el "derroche", por considerar que impondrá un "racionamiento de gasolina".

Las agrupaciones opositoras pidieron a la ciudadanía "no ser parte" del censo que consideran discriminatorio.