Ir a contenido

crisis diplomática

Erdogan dice que Turquía boicoteará "los productos electrónicos" de EEUU

"Si ellos tienen Iphone, en el otro lado hay Samsung", ha declarado el mandatario en un discurso televisado ante los miembros de su partido, el gobernante AKP

El periódico

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan. / AFP/ KAYHAN OZER

El pulso que mantienen el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, sube de intensidad cada día que pasa. Erdogan ha anunciado esta mañana que Turquía "boicoteará los productos electrónicos estadounidenses", medida que sucede a la subida de aranceles impuesta por Washington al acero y aluminio turco y que ha provocado una caída en picado de la lira y una fuerte sacudida en la economía del país euroasiático. El Gobierno turco ha sido incapaz hasta ahora de frenar la depreciación de su moneda. "Si ellos tienen Iphone, en el otro lado hay Samsung", ha declarado el mandatario turco en un discurso televisado ante los miembros de su partido, el gobernante AKP

La crisis arrancó la semana pasada cuando Ankara no respondió a la solicitud de Gobierno estadounidense de poner en libertad al pastor evangelista Andrew Brunson, en arresto domiciliario y acusado de "terrorismo" por haber supuestamente colaborado en el fallido golpe de Estado contra Erdogan en el verano del 2016. Las autoridades turca relacionan a Brunson con el predicador islamista Fethullah Gulen, a quien Erdogán acusa de ser el instigador del pronunciamiento militar y que reside en EEUU. Turquía ha pedido desde hace tiempo su extradición.

Base militar

Algunos medios estadounidenses publicaron la semana pasada que un grupo de abogados próximos al Gobierno turco ha solicitado a un tribunal de la ciudad turca de Adana que dicte una orden de detención contra militares estadounidenses de Incirlik, sede de una base de EEUU en Turquía, por haber participado en el golpe de Estado. Entre los militares mencionados por los letrados está Joseph Votel, comandante de las fuersas estadounidenses en Oriente Próximo.

A pesar de este estado de beligerancia entre dos socios de la OTAN, el secretario de Defensa de EEUU, Jim Mattis, ha asegurado que las relaciones entre los militares de ambos países no han cambiado. "Seguimos trabajando en estrecha cooperación", declaró recientemente a la prensa. Para el antiguo comandate de las fuerzas de la OTAN, James Stavridis, sin embargo, la situación es inquietante. "Perder Turquía sería un error geopolítico monumental", señaló. Erdogán ya ha advertido a Trump que Turquía podría buscar "otros aliados".

0 Comentarios
cargando