Ir a contenido

CONDENA A MUERTE EN EEUU

El estado de Tennessee prepara su primera ejecución en casi una década

El codenado, que será ejecutado por inyección letal el próximo jueves, asesinó a una menor

EFE

Billy Ray Irick, condenado a muerte. 

Billy Ray Irick, condenado a muerte.  / AP / Michael Patrick

Billy Ray Irick, acusado de violar a una niña de 7 años en 1985, será ejecutado el próximo 9 de agosto con una inyección letal en el estado de Tennessee (Estados Unidos). Se trata de la primer ejecución en este territorio desde el 2009, cuando se dio el último caso. Irick lleva 30 años encarcelado.

El Tribunal Supremo de Tennessee rechazó un recurso de Irick, en el que sus abogados solicitaban detener la ejecución a la espera de que la justicia falle sobre una causa presentada por él y otros 32 presos, contra las inyecciones letales que el estado planea utilizar. Sin embargo, los magistrados concluyeron que el litigio contra las inyecciones tiene pocas probabilidades de éxito porque la justicia ya ha fallado anteriormente a favor del fármaco causante de la controversia: el sedativo midazolam.

Estrategia legal fallida

Ese recurso era la estrategia legal que Irick pretendía utilizar para eludir su ejecución este jueves, ya que el reo ha agotado su proceso de apelaciones y esto lo pone en el corredor de la muerte. Irick, de 59 años, fue condenado a muerte en 1986 por asesinar un año antes a la pequeña Paula Kay Dyer. El condenado era amigo de los padres de la niña, de la que cuidaba junto a sus cuatro hermanos. El crimen tuvo lugar el 15 de abril de 1985. La autopsia determinó que la pequeña murió asfixiada tras haber sido brutalmente sodomizada.

Además de Tennessee, el estado de Nebraska prepara otra ejecución para la próxima semana por primera vez desde 1997. El condenado es Carey Dean Moore, de 60 años, que fue sentenciado a muerte por asesinar a dos taxistas en 1979.