Ir a contenido

por corrupción

La justica argentina condena a 5 años de cárcel al exvicepresidente Amado Boudou

El tribunal le ha encontrado culpable de corrupción por participar en la compra irregular de una empresa

La sentencia se da a conocer en medio de una gran ofensiva contra el sector del kirchnerismo

Abel Gilbert

El exvicepresidente argentino, Amado Boudou.

El exvicepresidente argentino, Amado Boudou. / AP / SEBASTIAN PANI

En medio de una nueva ofensiva judicial contra el kirchnerismo, un tribunal federal ha dictado este martes la primera sentencia contra una de sus figuras. Amado Boudou fue ministro de Economía durante el primer Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. En el 2011, asumió el cardo de vicepresidente. Los jueces le han condenado a cinco años y 10 meses de prisión por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, cometidos durante la presunta compra irregular de una imprenta en la que se elaboran billetes.

Boudou había sido el arquitecto de la estatización de los fondos de pensión que en 2010 afectó a bancos, grupos económicos y aseguradoras. Durante su último alegato en libertad, el exvicepresidente no dejó de subrayar el trasfondo político de su condena. “Jamás negocié por mí o a través de terceros el 70% del paquete de Ciccone. El supuesto de cohecho no tiene asidero porque no existió. Hay una cuestión de revancha de clase. También de aleccionar, para que nadie se atreva a cambiar las cosas. Los políticos que deciden transformar la realidad son perseguidos, primero en forma mediática y luego en los tribunales”.

La condena tiene lugar cuando otro juez, Claudio Bonadio, ha ordenado la detención de exfuncionarios del ministerio de Obras Públicas del kirchnerismo y a un grupo de empresarios por considerar que formaban parte de una asociación ilícita. Bonadio se basa en las fotocopias de ocho cuadernos escritos minuciosamente por el chófer de un viceministro, el exsuboficial del Ejército, Oscar Centeno. El exsargento reconoció que esos cuadernos fueron quemados. En su momento, los originales llegaron a un periodista del diario 'La Nación' a través de Jorge José Bacigalupo, un excomisario de 73 años conocido por sus agitaciones en favor de los represores de la última dictadura militiar (1976-83). La investigación sobre los negocios de la obra pública ha salpicado a Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri.

Recesión y tarifazos

Aunque el fiscal Carlos Stornelli habla de sumas millonarias que fueron entregadas como sobornos, los investigadores no tienen ninguna pista al respecto. En dos años, todavía no se ha encontrado ni un solo de estos dólares a Kirchner ni a su ministro Julio De Vido, actualmente preso sin condena.

Algunos analistas estiman que estas investigaciones tienen como objetivo final impedir que Fernández de Kirchner compita en las elecciones del 2019 contra un Macri cuya popularidad cae de manera pronunciada en medio de la recesión, los tarifazos y el aumento del paro y la pobreza. El caso de los cuadernos recuerda lo que ha ocurrido en Brasil con Luiz Inacio Lula da Silva, preso por la confesión de un arrepentido. La justicia del vecino país tomó como verdad sus palabras pero nunca pudo comprobar que el apartamento que habría recibido Lula como soborno le perteneciera.

Temas: Argentina

0 Comentarios
cargando