Ir a contenido

Salvini niega a 'Open Arms' el desembarco de 87 inmigrantes y les desea "buen viaje"

El ministro del Interior asegura que el barco no atracará en Italia

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Momento del rescate de los inmigrantes frente a las costas libias.

Momento del rescate de los inmigrantes frente a las costas libias. / AP / Valerio Nicolosi

La oenegé Proactiva Open Arms rescató el jueves 87 personas en el mar Mediterráneo y el ministro del Interior de Italia, el ultraderechista Matteo Salvini, ha asegurado que no desembarcarán en el país. La noticia del rescate fue comunicada por el fundador de  Open Arms, Òscar Camps, en un mensaje en Twitter, en el que denunció que estas personas llevaban "dos noches a la deriva".

"Más de 50 horas hacinados en un bote entre gasolina derramada y otros fluidos. Podríamos habernos quedado en casa pero estas 87 vidas se habrían hundido sin sentido. Nadie muere para la UE, solo desaparecen y nadie paga por ello", escribió.

La respuesta de Salvini asegurando que no permitirá a la oenegé atracar en puerto italiano llegó a través de la misma red social.  "El barco español Open Arms ha socorrido a unos 90 inmigrantes en las aguas libias. Dado que hace 20  días declararon que 'los puertos italianos no son seguros' porque está Salvini, estoy seguro de que llevarán a estos inmigrantes a cualquier otra parte, antes que a Italia. Buen viaje", escribió.

Camps, en otro mensaje, se ha dirigido al comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos, y le ha dicho: "En vez de dos días a la deriva, los dejamos tres así se ahogan todos. Nosotros nos ahorramos unos pocos miles de euros en gasóleo, seguramente la misma cantidad que usted se gastará en tres viajes en primera clase y ellos desaparecen sin testigos"

Menores

Los 87 rescatados este jueves son hombres y la inmensa mayoría (84) proceden de Sudán, mientras que el resto son un egipcio, un gambiano y un sirio. En el grupo hay ocho menores de edad, seis de los cuales viajan solos, sin la compañía de un adulto.

Salvini continúa así con su promesa de cerrar los puertos italianos a las oenegés que salvan vidas en el Mediterráneo, una decisión que ha justificado asegurando que su intención es contener la inmigración ilegal hacia Europa a través de Italia. En este sentido, pidió en julio que la Unión Europea (UE) reconozca a Libia como un puerto seguro.

Al barco 'Open Arms, que patrulla las costas libias rescatando inmigrantes, se sumará a partir de ahora también el 'Aquarius',  operado conjuntamente por SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras (MSF), que vuelve a la zona porque "allí apenas quedan barcos de rescate". El 'Aquarius" ha realizado una prolongada escala en el puerto de Marsella tras el desembarco que hizo el pasado 17 de junio en Valencia de 629 inmigrantes rechazados por Italia y Malta. 

MSF ha dejado claro que el 'Aquarius' no desembarcará en Libia a personas rescatadas ni las transferirá a un barco que las lleve de regreso a ese país. "Libia no es un lugar seguro para refugiados, solicitantes de asilo y migrantes", ha dicho la oenegé.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.