Ir a contenido

INVESTIGACIÓN POLICIAL

Identificados los agresores de la atleta Osakue en Italia

Los autores, tres jóvenes de 18 años, aseguran haber actuado por "diversión", no por racismo

El Periódico

Daisy Osakue, con el ojo lesionado.

Daisy Osakue, con el ojo lesionado.

Las autoridades italianas han identificado a tres jóvenes como los agresores de la atleta Daisy Osakue, de origen nigeriano y herida en un ojo después de que la arrojaran huevos, y han alegado que no actuaron por racismo sino por mera diversión.

Los agresores son tres jóvenes de 19 años de la provincia de Turín (noroeste) que confesaron ante la Policía haber actuado por entretenimiento, pues al parecer se divertían arrojando huevos desde un coche a los viandantes, informaron los medios locales.

Los carabineros (policía militarizada) les identificaron después de revisar las imágenes de las cámaras de vigilancia y registrar la matrícula del vehículo, propiedad del padre de uno de los jóvenes.

Hijo de un concejal del Partido Demócrata

Uno de ellos, Federico De Pascali, es hijo de un concejal del Partido Demócrata (centroizquierda) del ayuntamiento de Vinovo.

Este ha explicado en una entrevista publicada este viernes por el diario turinés 'La Stampa' que actuaron por mera diversión: "No sabíamos qué hacer (...) En cualquier caso juro que no tiene nada que ver con el racismo. Ahora solo quiero pedir disculpas a Daisy", admitió.

Federico De Pascali explicó que sus dos amigos y él la eligieron por casualidad y que se dieron cuenta de la indignación que suscitó su "estupidez" el día después de los hechos a través de las redes sociales.

"No quería hacerle daño. Si me hubiera dado cuenta de que la había hecho daño me habría detenido a socorrerla (...) Hemos sido unos cretinos", consideró el joven, que conducía el vehículo.

Abrasión de la córnea

En la noche del pasado 30 de julio, la lanzadora de disco de la selección italiana Sub23, Daisy Osakue, resultó herida en un ojo después de que varios desconocidos le arrojaran huevos desde un coche, lo que en un principio se tomó como un episodio de racismo. Tuvo que ser operada por la abrasión de la córnea y retirarle un fragmento de cáscara de huevo.

La joven atleta, considerada una de las promesas italianas del lanzamiento de disco, explicó entonces que no recibió insultos de carácter racista durante la agresión pero apuntó que "es raro que a medianoche alguien vaya en un coche con huevos".

El presidente del Comité Olímpico Italiano lamentó la posibilidad de que Osakue pueda perderse el campeonato europeo de Atletismo en Berlín, desde el 6 de agosto, pues está bajo tratamiento y tomando altas dosis de corticoides. La agresión suscitó un gran revuelo en Italia debido a una primera sospecha de que pudiera responder a cuestiones racistas.

A la espera de disculpas

la Liga ha reaccionado acusando a la izquierda de fabular una "alerta racista". "Ahora estoy esperando una disculpa", ha dicho Matteo Salvini, el jefe de la Liga y ministro del Interior acusado de provocar la xenofobia. "Hablaban de alerta racista y, de hecho, eran solo tres idiotas", ha aseverado.

El Ministro de la Familia, Lorenzo Fontana, también miembro de la Liga, ha ido más allá al exigir la abolición de la ley de 1993 que penaliza la discriminación y la violencia racista o la propaganda fascista, utilizada en los últimos años "por los globalistas para envolver un antifascismo contra su racismo anti italiano ".

0 Comentarios
cargando