Ir a contenido

EN LA ISLA DE LOMBOK

Medio millar de escaladores atrapados en Indonesia por un terremoto

Entre los afectados hay 5 españoles, que se encuentran en buen estado

Al menos 16 personas han muerto a causa dels seísmo, de magnitud 6,4

Adrián Foncillas

Excursionistas descendiendo del monte Rinjani después de que un terremoto golpeara la isla de indonesia de Lombok el día anterior. / PIKONG (AFP)

Excursionistas descendiendo del monte Rinjani después de que un terremoto golpeara la isla de indonesia de Lombok el día anterior.
Un hombre comprueba el estado ruinoso de su hogar tras el terremoto que ha sacudido la isla indonesia de Lombok. 

/

Cientos de turistas han descendido este lunes de las laderas del volcán indonesio del Monte Rinjani después de haber permanecido bloqueados en sus laderas tras el terremoto del día anterior. El fuerte temblor, de 6,4, ha provocado que numerosas rocas se desprendieran del monte situado en la isla de Lombok y causaran el pánico entre los numerosos senderistas que se encontraban allí, en una de las mayores atracciones del país.

Todavía quedan 560 personas atrapadas en el monte, ha señalado este lunes Sudiyono, director del Parque Natural de Rinjani. La mayor parte de turistas son tailandeses, también con presencia de estadounidenses, alemanes, franceses y holandeses. El Ministerio de Exteriores ha desvelado que entre los montañistas pendientes de evacuación hay cinco españoles y que ninguno está herido.

Efectos devastadores

El epicentro del seísmo se localizó a una cincuentena de kilómetros al noreste de la ciudad de Mataram, en la mitad septentrional de la isla de Lombok. Según las estimaciones provisionales causó 16 muertos (todos indonesios excepto una mujer malasia) y más de 150 heridos, además de miles de viviendas derribadas. Es probable que las cifras aumenten en las próximas horas porque aún se están recogiendo datos de localidades más alejadas de la isla, ha señalado la Agencia de Gestión de Desastres de Indonesia.

El temblor se produjo a las 6.47 AM (las 1.47 en España) a una profundidad de apenas siete kilómetros, lo que amplificó sus efectos devastadores y explica que pudiera sentirse en regiones lejanas como Bali. En ese momento se encontraban en el monte 820 personas, entre senderistas y guías.

La excursión, que exige normalmente dos días y una noche, es una de las principales ofertas turísticas de la isla por los espectaculares paisajes que se divisan desde el cráter situado a casi 4.000 metros de altura. Los desprendimientos de rocas taponaron las principales vías de salida.

Dispositivo de rescate

A media tarde de este lunes se pudo abrir finalmente una ruta hacia la cumbre por la que pudieron ser evacuados varios cientos de senderistas, según la cuenta de Twitter del Parque Nacional de Rinjani.  Las tareas de rescate incluyen una flota de helicópteros que lanza alimentos para sobrevivir durante varios días y un centenar de policías y militares sobre el terreno. El presidente indonesio, Joko Widodo, ha llegado esta mañana a Lombok para supervisar el rescate, visitar a las víctimas y prometer ayudas económicas para reconstruir las viviendas.

Los senderistas han descrito escenas de pánico cuando fueron sorprendidos en sus hoteles a primera hora de la mañana por el estruendo de las rocas rodando ladera abajo. Ninguno de los montañistas ha resultado herido de gravedad, según las autoridades, ni en el seísmo ni en las 260 réplicas registradas desde el domingo.

Miedo

"Creí que iba a morir. Me agarré al suelo. Sentí que el seísmo no acababa nunca. Vi a gente cayendo, pero todo era muy confuso", ha descrito John Robyn Buenavista, un estadounidense de 23 años, a la agencia Reuters. El turista tomaba fotos en el borde del cráter cuando el suelo tembló. "Vi a gente con la mitad del cuerpo atrapado por rocas y no pude moverme. Me sentí paralizado y dejé de moverme. Los guías gritaban que no nos muriéramos. Uno de ellos tuvo que cogerme de la mano y agitarme. Me dijo que me fuera y que ellos estarían bien", ha continuado.

"Parecía que la montaña frente a mí se iba a venir abajo, la gente resultó herida por el desprendimiento de tierras", ha asegurado en su cuenta de Facebook el turista tailandés Funknathee Prapasawat, según la agencia France Press. Las imágenes de televisión muestran a los senderistas a la intemperie y a varios heridos siendo tratados sobre colchones sacados de las viviendas dañadas. Más de 5.000 personas permanecen alojadas en albergues provisionales y necesitan agua potable, según fuentes oficiales.

Las miles de islas del archipiélago indonesio se asientan sobre el Anillo de Fuego del Pacífico, un área de 40.000 kilómetros con intensa actividad sísmica. Un terremoto frente a las costas de la isla de Sumatra en el 2004 generó un tsunami que afectó a una docena de países de la zona y causó unos 280.000 muertos.

Temas: Indonesia

0 Comentarios
cargando