Ir a contenido

AFRICA ORIENTAL

Somalia anuncia el primer enjuiciamiento por mutilación genital femenina

El anuncio llega tras la muerte de una niña de 10 años dos días después de que su madre le llevara a un centro de circuncisión tradicional

REUTERS

Imagen de archivo de unas protestas en contra de las mutilaciones genitales femeninas en Mogadiscio. 

Imagen de archivo de unas protestas en contra de las mutilaciones genitales femeninas en Mogadiscio.  / EFE

El fiscal general de Somalia, Ahmed Ali Dahir, ha anunciado el primer enjuiciamiento en la historia del país contra la mutilación genital femenina (MGF) tras la muerte de una niña de apenas 10 años. Ifrah Ahmed, que asesora a Somalia sobre cuestiones de género, dijo que el fiscal general estaba enviando un equipo de investigadores para investigar la muerte de la pequeña, Deeqa, que sufrió una grave hemorragia después de que su madre la llevara a un centro de circuncisión tradicional en un pueblo a las afueras de Dhusamareb. 

El anuncio se realizó en una conferencia sobre la mutilación genital femenina en Mogadiscio copatrocinada por la Campaña Global de Medios para Terminar las MGF y la fundación Ifrah. Asistieron funcionarios, líderes religiosos y periodistas. "Estamos listos para llevarlo a los tribunales", dijo el fiscal general, según lo citó en Twitter la organización. 

Momento decisivo

La muerte de Deeqa ha llevado a los activistas a renovar las peticiones para que Somalia apruebe una ley sobre la mutilación genital femenina, que afecta al 98% de las mujeres en el país africano oriental, el índice más alto del mundo según datos de las Naciones Unidas. "Es un momento decisivo para Somalia" dijo el viceprimer ministro, Mahdi Mohammed Gulaid, a los organizadores de la conferencia en un vídeo publicado en Twitter. La constitución de Somalía prohíbe la mutilación genital femenina, pero los intentos de aprobar leyes que castigan a aquellos que llevan a cabo las mutilaciones son frenadas por los parlamentarios que temen perder sus votos.

"Dijo que habían abierto el caso en Mogadiscio y que investigarían y tratarían con los padres", dijo Ifrah Ahmed, cuya oenegé, la Fundación Ifrah, hace campaña para acabar con las mutilaciones genitales femeninas en Somalia. "Dijo a la conferencia que llevaría la familia ante la justicia". Activistas globales contra la MGF, que afecta a alrededor de 200 millones de niñas y mujeres en todo el mundo, aplaudieron la noticia. 

Castigar a los culpables 

Aunque no haya en Somalia una ley especifica que castina a los culpable de MGF, el grupo 28 Too Many, que hace campañas sociales, afirmó que los delincuentes podrían ser enjuiciados según el Código Penal del país que convierte en un delito hacer daño a otro. Muchas niñas en Somalia son sometidas a la forma más extrema del ritual antiguo en el que se extirpan los genitales externos y se cose la abertura vaginal. 

Deeqa murió en el hospital después de que su madre le llevara a un circuncidor tradicional. Su padre fue citado por medios internacionales esta semana para defender la práctica, diciendo que creía que su hija fue "tomada por Alá". Muchas personas creen que el ritual es una parte importante de su tradición además de una obligación religiosa, aunque no sea mencionada en el Corán. Las organizaciones que estaban en la conferencia dijeron que el fiscal general también había exhortado los líderes religiosos a usar la radio y la televisión para hablar en contra de la mutilación genital femenina.