Ir a contenido

Theresa May asumirá ahora el liderazgo en las negociaciones del 'brexit'

La primera ministra británica negociará con la Unión Europea las condiciones de la salida del Reino Unido

Begoña Arce

La primera ministra británica, Theresa May, en su residencia de Downing Street.

La primera ministra británica, Theresa May, en su residencia de Downing Street. / POOL

Theresa May asumirá a partir de ahora las riendas de las negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea. La primera ministra se coloca al frente de una unidad especial en Dowing Street, que desplaza en esa tarea al Ministerio del ‘brexit’ (DexEU).  

El anuncio realizado el martes por May formaliza lo que era un secreto a voces. Desde hace meses su consejero para Europa, Oliver Robbins, había cobrado más y más influencia en las negociaciones, para despecho y frustración de David Davis. El que fuera ministro para el ‘brexit’ había pedido el cese de Robbins, pero terminó dimitiendo él, hace algo más de dos semanas, junto al titular de Exteriores, Boris Johnson.

Robbins venía llevando discretamente el día a día de las negociaciones, bajo las órdenes directas de May, mientras que, según publicó el 'Financial Times' en junio, Davis solo había mantenido tres diferentes encuentros en Bruselas con Barnier este año, que duraron apenas cuatro horas en total.  Su sustituto, Dominic Raab, actuará ahora en un papel subordinado a las órdenes de May y su equipo.

Responsabilidad personal

"Es esencial que el Gobierno se organice de la manera lo más eficaz posible para permitir al Reino Unido salir de la Unión Europea", señaló May en una declaración escrita dirigida al Parlamento. “Yo dirigiré las negociaciones con la Unión Europea, con el ministro para el ‘brexit’ actuando como suplente en mi nombre", indicó. 

El anuncio se produjo el último día  del Parlamento antes de las vacaciones de verano y coincidió con la comparecencia de Robbins y Raab en el comité parlamentario para el ‘brexit’ de la Cámara de los Comunes. Al ser preguntado sobre el cambio, Robbins puso en duda que a pesar del anuncio la primera ministra vaya a sea quien participe personalmente en las discusiones cara a cara con Barnier en Bruselas. "El principal interlocutor con Barnier es el ministro", afirmó.

 "Lo que la primera ministra dice, es lo que ha venido diciendo todo el tiempo, que considera la estrategia y dirección de estas negociaciones  como su responsabilidad personal, con la ayuda del ministro".

Oferta real

"Ella está a cargo de las negociaciones, yo soy su adjunto", subrayó Raab en el curso de su intervención.  Londres y Bruselas deben a lograr un pacto de aquí a octubre, de manera que se pueda cumplir el calendario y la salida prevista para el 29 de marzo del 2019.  Ante el Comité, Raab aludió al plan de Chequers, presentado oficialmente la pasada semana, como una "oferta real" y dio a entender que el Gobierno no está dispuesto a admitir grandes cambios durante la nueva fase negociaciones. "Es un documento pragmático y esperamos que sea la base de la negociación", explicó.

Bruselas ve problemas graves en las propuestas sobre la existencia de áreas de libre comercio para mercancías y ha advertido de la posibilidad de que no haya acuerdo final. Los europeos siguen acusando a los británicos de querer una salida "a la carta", con un acuerdo sobre mercancías, pero poniendo fin a la libertad de circulación de las personas, una de los pilares la UE. Los conservadores euroescépticos temen que May se vea forzada a hace nuevas concesiones y están preparados para un pulso final con la líder  de los 'tories'

Casi dos años más

El martes, la primera ministra publicó una nueva hoja de ruta en la que estipula como "necesario" mantener la aplicación de las leyes comunitarias "de la misma manera que hasta ahora", durante el período transitorio hasta finales del 2020, casi dos años después de dejar la Unión. Durante ese periodo el Reino Unido ya no tendrá en cambio ni eurodiputados, ni comisarios europeos. Ese no es el corte radical por el que suspiran los ‘brexiteers’.

        

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.