Ir a contenido

RETENCIÓN EN EL AEROPUERTO

Israel niega la entrada al país a una activista española

Las autoridades israelís la vetan por pertenecer al movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel y la deportarán

La joven es una de las organizadoras del viaje de una delegación de cargos públicos que visita los territorios palestinos

Ana Alba

Columnas de humo en la Ciudad de Gaza este martes 29 de mayo tras los bombardeos de las fuerzas israelís.

Columnas de humo en la Ciudad de Gaza este martes 29 de mayo tras los bombardeos de las fuerzas israelís. / THOMAS COEX (AFP)

Las autoridades israelís negaron hoy la entrada a Israel a la activista española Ana Sánchez por "pertenecer al movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones de Israel (BDS)", informó el Ministerio de Asuntos Estratégicos israelí. 

Sánchez se encuentra retenida en el aeropuerto de Ben Gurion desde hace horas y será deportada, según confirmó a este diario la delegación de cargos públicos españoles con la que la cooperante tenía previsto visitar Palestina.

"Hoy se ha impedido entrar en Israel a Ana Sánchez Mera, miembro senior del Comité Nacional de BDS (BNC) en España y directora de las campañas internacionales de la organización, siguiendo una recomendación del ministro de Asuntos Estratégicos y Diplomacia Pública, Gilad Erdan, al ministro del Interior, Aryeh Deri", señaló un comunicado del Ministerio de Asuntos Estratégicos. 

Cambio de reglas

"Sánchez apoyó la decisión del Parlamento español de defender los boicots a Israel, lideró manifestaciones del BNC llamando al embargo sobre Israel y personalmente promovió activamente y de forma consistente boicots contra el Estado de Israel", indicó la nota ministerial.

"Quien quiera que trabaje para promover boicots contra Israel no tiene nada que buscar aquí", declaró el ministro Erdan. "Las reglas han cambiado y, como cualquier país normal, Israel no se quedará de brazos cruzados frente a aquellos que tratan de dañarlo".

De acuerdo a la ley local, las autoridades pueden no expedir visados ni permisos de residencia a los extranjeros implicados en acciones de boicot, aunque se contempla la posibilidad de que Interior revise cada situación y autorice el acceso en casos particulares. 

Delegación de cargos públicos

Sánchez venía a Israel como organizadora del viaje que la RESCOP (Red de Organizaciones en Contra de la Ocupación de Palestina), el BNC y APLA (Association of Palestinian Local Authorities) han preparado para una delegación de cargos públicos españoles que visitará diversos lugares en los territorios palestinos. 

Entre los miembros de la delegación se encuentra el tercer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Asens, las diputadas de la Asamblea de Madrid, Isa Serra y Elena Sevillano, la diputada del Parlamento de Catalunya, Susanna Segovia, o la concejala del Ayuntamiento de Valencia, Neus Fábregas.

Momentos de angustia

La delegación aseguró en un comunicado que había "vivido las horas de la retención de Ana con gran angustia y frustración al no saber qué iba a ser de ella ni cómo la iban a tratar". La expulsión de Sánchez "crimininaliza a las personas defensoras de los derechos humanos y minar la libertad de expresión", afirmó la nota.

"Tal como establece la Convención del Apartheid de 1973 de las Naciones Unidas, las deportaciones y la persecución de las voces críticas contra el Apartheid son parte del mismo. Vivir esta experiencia nos va a ayudar a entender mejor la injusticia del Estado israelí y ver cómo podemos poner en práctica la solidaridad activa desde nuestras instituciones con la población palestina", expuso el comunicado.

La delegación recordó "que hay más de siete millones de personas refugiadas palestinas a las que se les niega el derecho al retorno" (a Israel y Palestina).

Temas: Israel

0 Comentarios
cargando