Ir a contenido

TRAGEDIA EN EL MEDITERRÁNEO

Open Arms denuncia a los guardacostas libios por omisión del deber de socorro

Italia acusa a la oenegé catalana de "instrumentalizar a una víctima con fines políticos"

La organización desembarca en Palma a la superviviente y los dos cadáveres del último rescate

Un equipo médico atiende a Josepha tras la llegada del Open Arms a Palma.

Un equipo médico atiende a Josepha tras la llegada del Open Arms a Palma. / JUAN MEDINA

La organización de salvamento de migrantes en el mar Mediterráneo Proactiva Open Arms ha presentado en el juzgado de guardia de Palma una denuncia por omisión de socorro y homicidio imprudente contra el capitán de un mercante y los guardacostas de Libia por un naufragio mortal del que responsabiliza también a Italia.

La asociación ha formulado la denuncia tras desembarcar esta mañana en el puerto de Palma a Josephine, la superviviente del naufragio del que responsabiliza a los guardacostas libios y, por omisión, a los italianos, así como los dos cadáveres que rescató del mar a 80 millas de las costas de Libia el pasado martes. Los dos barcos de la oenegé han entrado a las 8.58 horas en el puerto de Palma.

Escoltado por una patrullera de la Guardia Civil, el Open Arms ha sido remolcado hasta el Dique del Oeste del puerto de la capital balear, mientras que los medios de comunicación que les esperaban han seguido la operación de amarre a varios cientos de metros de distancia, desde el muelle de Peraires. La otra embarcación, Astral, ha quedado amarrada en los muelles comerciales. 

Negligencia

El director de la oenegé, Oscar Camps, confía en que el juzgado de Palma inicie un procedimiento judicial que acabe asumiendo la Audiencia Nacional, para que se determinen las responsabilidades de un "episodio de negligencia absoluta" que achaca directamente al capitán del mercante y al "supuesto grupo armado que se hace llamar Guardia Costera libia", que "deja personas vivas en sus operaciones de rescate".

Pero además ha subrayado que Italia y el conjunto de la Unión Europea dejan que Libia, "un país sin Estado", se haga cargo de las actividades de rescate ante su costa con medios escasos y pese a las sospechas de la connivencia de sus guardacostas con los traficantes.

Por su parte, el Ministerio del Interior de Italia ha acusado a Open Arms de "instrumentalizar a una víctima con fines políticos".  "No merecen respuestas las oenegés que insinúan, escapan, amenazan con denuncias, pero después no desvelan con transparencia quiénes las financian y cuáles son sus actividades", ha añadido el departamento en manos del ultraderechista Matteo Salvini.

En la reacción de Interior se asegura que "se denunciará a quien, con mentiras y falsedades, pone en duda la inmensa labor de salvamento y de acogida realizada por Italia". Asimismo, responsabiliza a los guardacostas libios que acudieron a socorrer a los migrantes de dejar donde se hundió la patera a las dos fallecidas y la supeviviente que la oenegé de Badalona encontró. 

0 Comentarios
cargando