Ir a contenido

Crisis en el Elíseo

El colaborador de Macron que agredió a un manifestante ha sido detenido y será despedido por el Elíseo

Alexandre Benalla tendrá que responder de los cargos de violencia, usurpación de funciones y complicidad en el desvío de imágenes de cámaras de vigilancia

Eva Cantón

El colaborador de Macron que agredió a un manifestante ha sido detenido y será despedido por el Elíseo

REUTERS / PHILIPPE WOJAZER

La Policía ha procedido este viernes a la detención provisional de Alexandre Benalla por los cargos de violencia, usurpación de funciones y complicidad en el desvío de imágenes de cámaras de video vigilancia, según ha anunciado la Fiscalía de París, encargada de investigar el caso de este agente de seguridad de Emmanuel Macron que golpeó a un manifestante el pasado Primero de Mayo en el barrio latino de París haciéndose pasar por un antidisturbios.

Paralelamente, el Elíseo ha iniciado los trámites para su despido al haber tenido conocimiento de "nuevos hechos" constitutivos de delito. La investigación preliminar abierta por la Fiscalía ha revelado que Benalla recibió de la Prefectura de Policía las imágenes de las cámaras de vigilancia de la zona donde se produjeron los hechos pese a no tener autorización para ello.  

Nuevas sombras

El ministro del Interior, Gérard Collomb, ha suspendido de manera preventiva a los tres policías que extrajeron esas imágenes e hicieron una copia para dársela a Benalla. Cuanto más datos se conocen, más aumenta la presión sobre el titular de Interior para que explique por qué no puso en manos de la justicia los hechos, a pesar de que supo de la existencia del vídeo inculpatorio al día siguiente de su difusión.

Se espera que Collomb comparezca a principios de la próxima semana en la comisión de investigación abierta en la Asamblea Nacional. La polémica que salpica a Emmanuel Macron está todavía lejos de apagarse.