Ir a contenido

Refuerzo de la seguridad

Anne Hidalgo baraja crear una policía municipal armada en París

La alcaldesa de la capital francesa pretende abrir el debate de cara a las municipales del 2020

Eva Cantón

Ada Colau y Anne HIdalgo, en el Ayuntamiento de París.

Ada Colau y Anne HIdalgo, en el Ayuntamiento de París. / Fernando Pérez / Efe

La alcaldesa de París, la socialista de origen gaditano Anne Hidalgo, estudia la posibilidad de crear una policía municipal armada para hacer frente a la inseguridad de una ciudad que visitan millones de turistas y que vive, como el resto del país, bajo la espada de Damocles de la amenaza terrorista.

Aunque hasta ahora no era partidaria de la idea, Hidalgo parece haber cambiado de opinión y la medida podría formar parte de las propuestas que hará a principios del próximo año con la vista puesta en las elecciones municipales del 2020, según revela este martes el diario ‘Le Monde’.

Cuestión de competencias

A diferencia de otras ciudades, donde el prefecto de policía depende del Ayuntamiento, en París la seguridad es una competencia exclusiva de la policía nacional porque la legislación refleja no solo la desconfianza histórica del poder central hacia las autoridades parisinas que tantas veces se rebelaron en su contra sino el hecho de que la capital alberga las instituciones de la República, las representaciones diplomáticas y los lugares de manifestación nacional de cuya seguridad se encarga el Estado.

Hidalgo quiere arañar poder al prefecto, alineándose así con algunos diputados parisinos de la derecha que reclaman desde hace tiempo una ley para crear una policía municipal, y ha encargado un informe para ver qué margen de maniobra tiene.

El visto bueno del Ejecutivo

Según el rotativo vespertino, dicho informe plantea una nueva ley facultando explícitamente a los agentes parisinos que ahora solo se encargan de penalizar comportamientos incívicos a llevar armas, o bien conceder a estos vigilantes municipales el estatus de policías locales. En ambos casos, París necesitaría el visto bueno del Gobierno.

El Consistorio creó en el 2016 un cuerpo al que fueron transferidos 1.200 agentes dedicados a regular la circulación y poner multas a los vehículos mal aparcados. También hay 900 inspectores de seguridad para velar, con escaso éxito por cierto, por la limpieza de las calles e impedir los excesos sonoros. Es ahí donde Hidalgo pretende actuar porque considera que el actual dispositivo es mejorable si dispone de más medios y más competencias.

Impopularidad

Además, tras la muerte en abril del 2017 del policía Xavier Jugelé en un ataque terrorista en los Campos Elíseos, el informe encargado por la alcaldesa incluye pistas para dar respuesta a las demandas de los sindicatos policiales que reclaman reforzar su armamento y disponer de pistolas eléctricas de tipo Taser.

Hidalgo arrastra una creciente impopularidad por diversos fiascos recientes ligados a la polémica gestión del servicio municipal de bicicletas y el debate sobre la seguridad se augura arduo. Si la alcaldesa pretende tomar la delantera a la oposición municipal en materia de seguridad, tendrá enfrente a los concejales ecologistas y comunistas que ahora le apoyan en el Ayuntamiento, claramente hostiles a una policía municipal con o sin armas.

0 Comentarios
cargando