Ir a contenido

acuerdo de paz

Las FARC piden perdón por los secuestros que cometieron en Colombia

Al iniciarse el primer caso de la justicia transicional la exguerrilla llama a cumplir los acuerdos de La Habana

También pidió que exmilitares y autoridades tengan la misma predisposición a dejar atrás el pasado

Abel Gilbert

Rodrigo Londoño, Timochenko, llega a la primera diligencia judicial de la Justicia Especial para la Paz en Bogotá.

Rodrigo Londoño, Timochenko, llega a la primera diligencia judicial de la Justicia Especial para la Paz en Bogotá. / Leonardo Munoz

“Haremos hasta lo imposible porque puedan conocer la verdad de lo ocurrido, asumiremos las responsabilidades que nos correspondan, contribuiremos hasta donde sea posible con su reparación y haremos todo cuanto esté a nuestro alcance porque hechos de esa naturaleza jamás vuelvan a repetirse”. Las palabras de Rodrigo Londoño, a quien se lo conoció como Timochenko mientras estuvo al frente de las FARC, abrieron uno de los capítulos más complejos de la Colombia que busca adecuarse al post conflicto armado.

El primer caso de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) contra la cúpula de la ex guerrilla, iniciado el pasado viernes, pondrá a prueba la fortaleza de los acuerdos firmados en La Habana con el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos para dejar atrás medio siglo de un enfrentamiento que ha provocado más de 200.000 muertos.

Los excomandantes de la deberán responder por los secuestros perpetrados durante el enfrentamiento con el Estado. Londoño hizo una elusiva mea culpa por el papel que le tocó a las FARC en esos años, pero no perdió otra vez la oportunidad de reclamarle a exmilitares y autoridades políticas que respondan con la misma predisposición a dejar atrás el pasado de dolor. “Del mismo modo deben obrar los otros actores que agenciaron el odio, la muerte y el sufrimiento”.

Londoño dijo también que a la exinsurgencia siempre la animó “la voluntad de dar cumplimiento a todas y cada una de las fórmulas pactadas”. La JEP, precisó, es un mecanismo autónomo de justicia, que no depende “para nada” de las decisiones de la Fiscalía General de la Nación. Recordó en ese sentido que “poderosos intereses” no solo se han opuesto “en general”  a los Acuerdos de Paz, sino “particularmente” a esta justicia transicional.

Nuevo momento político

El comienzo de sus actividades tiene lugar en un nuevo momento político de Colombia: Iván Duque asumirá la presidencia en agosto con el respaldo del exmandatario Álvaro Uribe, y ya se conocen los reparos formulados por pacto de La Habana. “El inicio de esta etapa es un acontecimiento histórico”, dijo no obstante la magistrada Julieta Lemaitre, presidenta de la Sala.

Los jueces otorgaron a los acusados y a sus abogados los informes que los señalan como responsables de secuestros. “Se espera que en las próximas citaciones los exjefes guerrilleros rindan versiones voluntarias y respondan sobre los informes que les entregaron. En la JEP harán énfasis en datos para dar con el paradero de unos 40 secuestrados, mencionados en la base de la Fundación País Libre”, explicó Lemaitre.

Pablo Catatumbo, otro de los excomandantes apareció en el tribunal con un ramo de rosas, como muestra de la buena voluntad de las exFARC para cumplir sus compromisos. Pero no todas son flores, y así lo hizo saber Londoño. “Esta Jurisdicción no debe ser objeto de espectáculos mediáticos. La diligencia fue concebida como de carácter reservado. Consideramos que su transmisión en directo y la filtración previa del informe de la Fiscalía a la prensa constituyen una violación clara de lo acordado”.

Temas: FARC Colombia

0 Comentarios
cargando