Ir a contenido

TENSA NEGOCIACIÓN

May vence las resistencias de su Gobierno y alcanza un acuerdo para la salida de la UE

Siete ministros se oponían al plan de la primera ministra poniendo en peligro la continuidad del Ejecutivo

Begoña Arce

Theresa May, en un Consejo Europeo..

Theresa May, en un Consejo Europeo.. / EFE/ JULIEN WARNAND

Theresa May logró arrancar el viernes el respaldo “colectivo” de su gobierno para un nuevo plan sobre el futuro de las relaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea. Concluía así una dramática reunión en la residencia oficial campestre de Chequers del gabinete, que había comenzado a las diez de la mañana y terminó caída la noche. Tras meses de verse sometida a las presiones de las dos facciones enfrentadas e irreconciliables dentro de su gobierno, May se ha inclinado finalmente por un ‘brexit’ suave, tras como reclamaba el mundo empresarial y el sector coemrcial.

Zona de libre comercio

“Hemos tenido unas buenas discusiones en detalle. Lo que hemos acordado es crucial. La creación una zona de libre comercio entre el Reino Unido y la Unión Europea que establecerá una normativa común para bienes industriales y productos agrícolas”, señaló May ante las cámaras al término del encuentro. “Como resultado se evitarán fricciones en el campo de comercio, lo que protege el empleo y las formas de sustento, al mismo tiempo que cumplimos nuestro compromiso con Irlanda del Norte”, afirmó. “También hemos acordado un nuevo modelo aduanero favorable a las empresas, que nos dará libertad para cerrar acuerdos comerciales en otras partes del mundo”.  

El Reino Unido propone además un “marco institucional conjunto” que asegure la “interpretación y aplicación consistente” de los acuerdos bilaterales británico-comunitarios, que tendría en cuanta la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Justicia e incluiría mecanismos de resolución de disputas. Este punto es anatema para los defensores del ‘brexit’ duro.       

Una vez más, May ha evitado, aunque sea  por el momento y en precario,  una crisis que amenazaba su autoridad y liderazgo. Al menos siete  ministros, con el titular de Exteriores, Boris Johnson, a la cabeza, rechazaban los planes de May de suavizar la ruptura con Bruselas. El grupo en favor de la separación sin concesiones a la UE se había reunido la víspera del encuentro de Chequers para preparar el contrataque. A la llegada a la mansión todos los presentes debieron dejar a la entrada móviles y relojes Smart para evitar filtraciones. Había rumores de dimisiones y una tensión evidente. La primera ministra había hecho un llamamiento a los rebeldes para que cumplieran con su deber y respaldaran el plan. 

  Rechazo de los eurófobos

 Es pronto para decir si las aguas se han calmado y el borrador de 120 páginas se transformará en la propuesta firme del Reino Unido a Bruselas para desbloquear las negociaciones del ‘brexit’. La propuesta es  inaceptable para un grupo radical de eurofobos  del partido conservador en el parlamento, que tiene su peso y será difícil de convencer. El texto del Libro Blanco deberá ser publicado la próxima semana.

Temas: Theresa May

0 Comentarios
cargando