Ir a contenido

TENSIÓN SOCIAL EN FRANCIA

Once personas detenidas durante la segunda noche de disturbios en Nantes

Las protestas empezaron después de que un policía matase a tiros a un joven en un control

EFE

Policías francéses en el barrio de Breil (Nantes) durante las protestas que surgieron después de que un agente mató a un joven durante un control. 

Policías francéses en el barrio de Breil (Nantes) durante las protestas que surgieron después de que un agente mató a un joven durante un control.  / AFP / SEBASTIEN SALOM GOMIS

Once personas siguen detenidas en Nantes, en el oeste de Francia, por haber participado a la segunda noche de protestas después de que el pasado martes un agente disparó matando a un joven durante un control policial. Según el canal France 3, cuatro de los arrestados serían menores de edad. Los desórdenes se centraron en el barrio de Breil, donde murió Aboucar Fofana, de apenas 22 años, y se extendieron a los de Bellevue, Dervalliéres y Malakoff. 

Los disturbios empezaron ya el martes, cuando Fofana fue arrestado mientras circulaba en coche. El joven era buscado por la justicia, y las fuerzas del orden tenían vigilado su vehículo por las sospechas de que realizaba operaciones de tráfico de estupefacientes. Según los oficiales que le pararon, Fofana dio una falsa identidad, así que se decidió llevarlo a comisaría para verificarla. Fue entonces cuando el joven intentó huir, dando marcha atrás y atropellando a un policía; uno de su compañero le disparó y Fofana murió en el hospital algo más tarde.

Durante las protestas del miércoles por la noche, los agentes antidisturbios lanzaron gases lacrimógenos contra las barricadas formadas por grupos de jovenes y protegieron a los bomberos que intentaban extinguir los incendios. El primer ministro francés, Edouard Philippe, después de haber llegado a Nantes, condenó los disturbios y los ataques contra los bomberos: "Nadie puede comprender estos actos y todo el mundo debe condenarlos", declaró. 

Restablecer el orden

Al comparecer junto a la alcaldesa de la ciudad, Johanna Rolland, el primer ministro explicó que la pasada noche hubo 19 arrestos, aunque solo 11 personas seguían detenidasLuego manifestó su apoyo a los policías, los bomberos y los médicos y anunció un reforzamiento de presencia policial en la región en los próximos meses. Concluyó afirmando que "los ciudadanos deben saber con la mayor transparencia lo que pasó" en el control policial y subrayó el objetivo de restablecer el orden.

Por su parte, la alcaldesa dijo que "volver al orden es nuestra primera prioridad" e insistió sobre la necesidad de que las fuerzas de seguridad tengan más medios para investigar los tráficos delictivos. 


 

Temas: Francia

0 Comentarios
cargando