Ir a contenido

EN ESTADOS UNIDOS

Una nonagenaria mata a su hijo para que no la interne en una residencia

Al llegar los agentes, la anciana les dijo que su intención era quitarse la vida después de lo ocurrido

Una anciana en una imagen de archivo. 

Una anciana en una imagen de archivo.  / MIGUEL LORENZO

Una mujer de 92 años ha matado de dos disparos a su hijo de 72 en Arizona, Estados Unidos, para evitar que éste la ingresara en una residencia de ancianos.

Anna Mae Blessing se enfrenta ahora a los cargos de asesinato, asalto y secuestro después de que hace dos días empleara dos viejas pistolas que tenía escondidas en los bolsillos de su bata para acabar con la vida de su hijo y después amenazar a la pareja de éste.

La anciana, que vivía desde hace unos seis meses con su hijo, forcejeó con la pareja del difunto hijo hasta que dejó caer las armas, momento en el que la mujer aprovechó para escapar y llamar a la Policía.

FUE PREMEDITADO

"Por lo que parece, había estado pensando en hacerlo durante algunos días, debido a la disputa existente entre ambos por la intención del hijo de ingresarla en una residencia", declaró el sargento de policía del condado de Maricopa Bryant Vanejas al canal local KPHQ.

La Policía arrestó a Blessing cuando estaba en su cuarto sentada en una silla, y al llegar los agentes, la anciana les dijo que su intención era quitarse la vida después de lo ocurrido y que merecía ser "puesta a dormir" por lo que había hecho.

La anciana no mostró ningún arrepentimiento de camino a comisaría, y en ese momento, según recoge la prensa, Blessing gritó: "¡Me quitaste la vida, así que yo te la he quitado a ti!".