Ir a contenido

AUTORIZACIÓN DEL GOBIERNO ESPAÑOL

Barcelona pide para el Open Arms los mismos recursos que hubo en Valencia

La nave con 60 náufragos, tiene "el combustible justo" para llegar el miércoles a la ciudad

El ayuntamiento reclama visados extraordinarios de 45 días, como se hizo con el 'Aquarius'

Patricia Castán / Agencias

Parte los migrantes rescatados en el Open Arms, navegando hacia Barcelona. / OLMO CALVO

Parte los migrantes rescatados en el Open Arms, navegando hacia Barcelona.
Uno de los migrantes que viajan en el Open Arms tratando de pescar, hoy domingo.

/

Con el "combustible justo", el barco 'Open Arms' tiene prevista su llegada al puerto de Barcelona el miércoles entre las diez y las doce de la mañana, después de que el Gobierno español autorizara a la oenegé Proactiva Open Arms a desembarcar en la capital catalana a las 60 personas rescatadas este sábado en una barca en aguas internacionales, a unas 40 millas de Libia. El Ayuntamiento de Barcelona está reclamando al Estado disponer de los recursos desplegados con el Aquarius en Valencia, cuando se facilitaron visados de 45 días que permiten atender mejor sus casos individuales. Se da la paradoja de que en las últimas dos semanas han llegado más de 500 personas en autocar en la misma situación a la ciudad, procedentes de las costas andaluzas. Pero sin el revuelo mediático de estos dos casos y en el anonimato, se ven abocadas a permisos de 72 horas antes de que se tramite su expulsión.

La embarcación que ahora se dirige a Barcelona comenzó a navegar ya el sábado por la tarde con rumbo norte y tiene "el combustible justo" para llegar a España. Según la oenegé, los centros de coordinación marítima de Malta e Italia no les permitieron atracar en sus puertos para desembarcar a los migrantes. Tras haberlo solicitado, Proactiva Open Arms ya cuenta con la autorización del Centro Nacional de Coordinación de Salvamento Marítimo de Madrid y de Barcelona.

En el buque viajan ocho palestinos, ocho de Sudán del Sur, tres de Mali, cinco sirios, uno de Burkina Faso, otro de Costa de Marfil, cuatro eritreos, ocho egipcios, tres de República Centroafricana, dos de Camerún , dos etíopes, seis libios, ocho de Bangladesh y un guineano.

El operativo elegido para atenderlos en Barcelona deberá establecerlo el Gobierno central en las próximas horas, aunque el ayuntamiento ha enfatizado que las dos instalaciones que destina a estos casos (una es el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona en el Poblenou), tienen capacidad de sobras y están listas, como han venido haciendo en las últimas semanas, explica a este diario el coordinador del Plan Ciudades Refugio, Ignasi Calbó. La petición del consistorio es que el Estado les otorgue visados de 45 días, como sucedió con el Aquarius en Valencia -entonces eran 629 personas-, para prestar una mejor atención a cada caso, ya que los actuales protocolos de inmigración -los mismos desde hace muchos años- son insuficientes.

Parte de los flujo llegados estos días son migrantes que apenas recalan en la ciudad ponen rumbo a otros países, mientras que los afectados que pueden pedir protección internacional y obtener la condición de refugiados son cada vez más, pero en muchas ocasiones se les trata solo como inmigración ilegal, detalla.

Por su parte, en un gesto nada habitual hasta ahora, el Govern ha asegurado que hay equipamientos disponibles en todo el territorio, como podrían ser el Complex Educatiu de Tarragona y la Residencia Blume de Esplugues de Llobregat. El concejal Jaume Asens agradeció la iniciativa la tarde de este domingo y aseguró que ya se habían mantenido conversaciones con la Secretaría del Estado y la Delegación del Gobierno para ultimar los preparativos.

Atención sanitaria y ayuda

Tan pronto pisen tierra, recibirán las atenciones básicas médicas, de alimentación y de alojamiento. Posteriormente, técnicos municipales mantendrán entrevistas con cada uno de ellos para conocer su perfil, necesidades y recursos, mientras que los menores no acompañados serán derivados a los servicios de menores de la Generalitat.

Está previsto que el ayuntamiento les brinde apoyo jurídico gratuito a aquellos que deseen solicitar asilo político y les facilitará su entrada en el programa estatal que lo gestiona. Como algunos de los rescatados tienen por objetivo reunirse con familiares o conocidos en otros países, se les brindará ayuda para contactarlos.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha felicitado por la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez:

Colau ha destacado este domingo en una entrevista con Catalunya Ràdio que la ciudad atenderá a estos migrantes "lo mejor posible", porque ya tiene experiencia. Pero ha reclamado al Gobierno central más recursos para atender a los migrantes que lleguen a la ciudad. Hasta la fecha el municipio afronta el fenómeno "en soledad y con recursos propios", ha enfatizado, pese a que España recibe 330 millones de euros de la UE para políticas migratorias. Hasta ahora, el gobierno del PP había destinado esa suma a "políticas de represión y frontera". Por la tarde, Asens ha enfatizado que los recursos debían equiparse al caso de Valencia.

La alcaldesa también ha asegurado el consistorio hará "lo imposible" para que las 59 personas migrante no acaben en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE). Afirma querer acoger las personas que van en ese barco "para garantizar sus derechos y tratarlas como personas sin distinción". Ha alertado de que los CIE "no sirven para nada" y que, a su juicio, no se respetan los derechos humanos.

"Tienen más miedo a volver que al mar"

El fundador de la oenegé, Òscar Camps ha asegurado que "después de haber dormido y comido un poco los refugiados están más tranquilos, pero que aún tienen miedo a que les devuelvan a Libia. "Tienen más miedo a volver que al mar", ha señalado.  El activista lamentó las continuas trabas con las que topan. "No tenemos puertos, no podemos entrar en ningún lado. No elegimos Barcelona porque sí, sino porque no podemos ir a otro sitio", dijo, agradeciendo la rápida respuesta de España.

En el mismo programa ha hablado el conseller Damià Calvet, quien ha asegurado que el Govern está siguiendo este proceso con mucha preocupación. "Nosotros respondemos acogiendo, somos un país de acogida", ha sentenciado el conseller de Territori i Sostenibilitat.

Autocares con más de 500 migrantes y distinta suerte

El dispositivo conjunto entre la Cruz Roja y el Ayuntamiento de Barcelona ha atendido en las últimas dos semanas a más de 500 migrantes. Hasta el pasado viernes eran 465, pero este fin de semana ha continuado el flujo. Proceden de las costas de Andalucía y habían cruzado el estrecho de Gibraltar en patera, según explicó en rueda de prensa el pasado viernes el ayuntamiento. El primer balance estaba integrado por 404 hombres, 22 mujeres y 39 menores. El operativo incluye dos equipamientos municipales cedidos temporalmente a Cruz Roja y un dispositivo de acogida para una primera atención de emergencia, ofreciendo cobertura sanitaria, apoyo psicosocial, orientación legal y manutención.

0 Comentarios
cargando