Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA DE LOS VEINTIOCHO

Prueba de fuego para Europa

La Unión Europea se pliega al este y fía el control migratorio al control de las fronteras exteriores

Inmigración, comercio, reforma de la Eurozona y brexit, en el menú de la cumbre de líderes europeos

Silvia Martinez / Bruselas

Nicos Anastasiades habla con Angela Merkel, con Emmanuel Macron en medio, en una reciente reunión comunitaria en Bruselas.

Nicos Anastasiades habla con Angela Merkel, con Emmanuel Macron en medio, en una reciente reunión comunitaria en Bruselas. / AFP/EMMANUEL DUNAND

La ausencia de los países de Visegrado (Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia) de la minicumbre del domingo pasado en Bruselas restó confrontación al debate que más envenena desde hace meses la agenda política de la Unión Europea, el del asilo y la inmigración. La verdadera prueba de fuego, sin embargo, tendrá lugar este jueves y viernes en Bruselas, en una cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la UE que apuesta por virar el foco hacia el blindaje de las fronteras exteriores y alejar lo máximo posible a los inmigrantes y refugiados de las costas europeas.

“La situación tiene que cambiar” y “eso significa garantizar un control pleno de las fronteras exteriores de la UE”, sostiene el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en su carta de invitación a los líderes europeos. El polaco propone resituar la discusión y dejar en un segundo plano la redistribución de solicitantes de asilo en la UE que tantos cismas genera. “Una precondición para tener una política migratoria europea genuina es que los europeos decidan efectivamente quien entra en territorio europeo. Fracasar en este objetivo manifestaría nuestra debilidad y, sobre todo, crearía la impresión de que Europa no tiene fronteras exteriores”, añade. La incógnita es si el nuevo foco será suficiente para calmar las tensiones en Italia y Alemania. “Sin ánimo de apuntarnos a una cosa u otra lo que es incontestable es que además de gestionar la inmigración en Europa hay que gestionar la emigración que llega a Europa. No se trata de sustituir uno por otro”, sostiene un diplomático del sur.

Blindaje de fronteras: Países terceros y campos para inmigrantes fuera de la UE

El borrador de conclusiones pone el acento en la necesidad de evitar que se repita una crisis como la de 2015. Y para ello, además de reforzar la vigilancia en las tres rutas migratorias del mediterráneo, incluida la occidental –que llega a España y por la que han entrado este año 8.200 personas hasta mayo- propone cooperar más con los países de origen y tránsito, como Marruecos, y apoyarlos incluso “financieramente”. A partir de aquí entra en juego la nueva propuesta de crear “plataformas regionales de desembarco fuera de Europa, si es posible junto con ACNUR y la OIM, para cambiar el funcionamiento de las operaciones de salvamento y rescate”, sugiere Tusk que justifica la idea porque ayudará a romper el modelo de negocio de los traficantes. Una idea que se ha abierto paso entre las delegaciones europeas y que ven con especial simpatía en el este de Europa. “Es algo que hay que tener. Y estas plataformas tienen que estar fuera de la UE. Si estuvieran dentro habría un efecto llamada”, defiende un diplomático de uno de los países de la línea dura. El plan, asegura otro alto cargo, “está todavía en pañales” pero la idea se ha abierto camino y será puesta a debate en la cena de los 28. Sobre lo que no hay mención en el texto es sobre la posible creación de centros “cerrados” en territorio europeo, sugerida por Francia y España, donde desembarcar a las personas rescatadas en el mar y desde donde gestionar las demandas de asilo. Fuentes diplomáticas no excluyen, sin embargo, que pueda surgir en el debate.

Financiación para África: Más dinero para la inmigración y más repatriaciones

Reforzar el control de las fronteras exteriores requiere dinero. Tusk y los dirigentes europeos lo saben y el borrador de conclusiones recoge el compromiso de seguir financiando la Facilidad con Turquía y el Fondo para Africa. El texto no incluye cifras pero el objetivo sería desbloquear los 3.000 millones que siguen pendientes en el marco del acuerdo firmado con Ankara, debido al bloqueo de Italia, y otros 500 millones al menos para los africanos. En paralelo, la intención es acelerar la repatriaciones de inmigrantes irregulares reforzando el papel de Frontex. Según la Comisión Europea el objetivo debería ser elevar la tasa de retorno (de los inmigrantes que se devuelven a sus países) del 36,6% actual al 70%.

Reforma del asilo: el reglamento de Dublín, aparcado

El objetivo era cerrar en junio de 2018 un acuerdo sobre la reforma del reglamento de Dublín, el mecanismo para gestionar el asilo en Europa y según el cual el primer país de llegada es el lugar en el que los demandantes de asilo están obligados a presentar sus solicitudes lo que pone la presión en la primera línea del mediterráneo. El parche de los últimos años –el sistema de cuotas obligatorio- fue un fracaso y las negociaciones por desbloquear la reforma y lograr un sistema permanente que funcione y evite de paso los movimientos secundarios –cuando los inmigrantes se desplazan de un país a otro- ha quedado relegada. Las conclusiones, tal y como pide Berlín, abren no obstante la puerta a que los Estados miembros tomen “medidas administrativas y legislativas” para frenar esos posibles movimientos secundarios.

La política comercial: prepararse para "el peor escenario posible"

Aunque la inmigración será el plato fuerte de la cumbre, los líderes europeos no pueden pasar por alto la entrada en vigor de los aranceles al acero y aluminio europeo. El Consejo Europeo considera importante demostrar que los líderes europeos cierran filas con la estrategia de la Comisión Europea. La preocupación, sin embargo, es evidente y el presidente de la UE urgirá a los jefes de estado y de gobierno a preparar la unión para hacer frente a los peores escenarios posibles. “Pese a nuestros esfuerzos incansables para mantener la unidad en occidente, las relaciones trasatlánticas están bajo una inmensa presión debido a las políticas del presidente Trump”, señala Tusk en su carta de invitación.

Eurozona y 'brexit': eurocumbre y reunión a 27 el viernes

La cumbre de finales de junio estaba llamada a cerrar acuerdos sobre la reforma de la Eurozona y sobre el brexit. Finalmente no ocurrirá ni lo uno ni lo otro. Ambos asuntos se abordarán en la jornada del viernes. El borrador sobre el brexit admite que no ha habido progresos sustanciales en relación a la frontera de Irlanda, exige a Reino Unido claridad y propuestas factibles sobre la futura relación y urge a los gobiernos europeos a prepararse para todas las eventualidades. Es decir, para un posible fracaso de las negociaciones. En cuanto a la reforma de la Eurozona, aunque junio era la fecha que se habían dado Angela Merkel y Emmanuel Macron para pactar una ambiciosa hoja de ruta de reformas, el plan se quedará a medio gas. Los gobiernos no se ponen de acuerdo sobre ideas como un presupuesto para la zona euro y dejarán para diciembre o sin fecha las grandes decisiones.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.