Ir a contenido

Dos barcos con mas de 300 personas siguen bloqueados en el Mediterráneo

Malta pide a la oenegé Lifeline que aleje a la embarcación con 230 rescatados de sus aguas

Italia cierra las puertas a las oenegés y les dice que a partir de ahora contacten con Libia

Rossend Domènech

El Lifeline en alta mar.

El Lifeline en alta mar. / EFE / HERMINE POSCHMANN ( MISSION LIFE

El caos se extiende en el Meditarráneo y con él, el drama de las personas que han huido de la guerra, la violencia, la persecución  o la miseria. Dos embarcaciones están bloquedas en el mar y necesitadas de ayuda a la espera de poder desembarcar a los rescatados que llevan a bordo, una situación como la que vivió el 'Aquarius' antes de que el Gobierno español ofreciera el puerto de Valencia. El barco 'Lifeline' de una oenegé alemana espera con 230 personas a bordo en aguas internacionales cerca de Malta mientras el buque mercante Alexander Maersk lleva a otras 113 y se encuentra cerca de Pozzallo, en la isla italiana de Sicilia. 

En vísperas de la cumbre sobre inmigación convocada para esta domingo en Bruselas por el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, no se vislumbra solución para estas para estas dos embarcaciones. El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, ha pedido a 'Lifeline' que se aleja de la isla tras considerar que su país no es responsable de este buque. Muscat ha criticado que la oenegé no hiciera caso de las indicaciones de la Guardia Costera italiana, que le pidió que no interviniese en el rescate de 230 personas, de las que se iba a hacer cargo Libia.

Por su parte, Italia ha cerrado definitivamente sus puertos "a todas las oenegés" que salvan vidas en el Mediterráneo central. La Guardia Costera de Roma ha publicado este sábado una ordenanza invitando a las barcos de las organizaciones humanitarias a "dirigirse a las autoridades de Libia". Se trata de un país que no solo no ha firmado nunca las Convenciones de Ginebra (1864-1980) sobre derechos humanos, sino también con dos gobiernos, dos parlamentos, dos ejércitos y varios centenares de milicias que luchan, entre otros, por el negocio de las migraciones.

Esta decisión supone en la práctica que el centro de socorro de la Marina de Roma, que desde hace años coordina todas las operaciones de salvamento, ha dejado de existir para las naves humanitarias.

Por encima de su capacidad

La nave 'Lifeline' socorrió la noche del pasado miércoles a 230 emigrantes y los cargó a bordo (su capacidad es para 50 personas). Al día siguiente participó en el rescate de otras 110 personas que transifirió al mercantil danés Alexander Maersk, que espera desde el viernes una autorización italiana frente al puerto de Pozzallo

Otros tres buques de oenegés ('Astral', con bandera de Gran Bretaña y  'Sea Watch' y 'Seefuchs' con bandera de Holanda) se encuentran frente  al puerto de La Valletta (Malta), mientras el 'Aquarius' y el 'Open Armas' ya se encuentran en la zona de "rescate y salvamento" .

"Desde la Lifeline informan que se encuentra "al sur de Malta, en aguas internacionales" y que "algunas provisiones se han agotado". "Necesitamos realizar un viaje para abastacer la nave", afirman desde la oenegé, citando fármacos y mantas. Las autoridades holandesas han desmentido que la bandera de Lifeline sea de su país, sin embargo el registro internacional de navíos (IMO) la tiene clasificada con el número 6825842 y como bandera de Holanda desde 2009. 

Desde el jueves pasado España y Francia están en contacto con Malta e Italia para ayudar a resvolver el caso. Las oenegés Sea-Eye y SEa-Watch aprovisionarán al buque "para mantener la situación estable". El portavoz de 'Lifeline', Axel Steier, ha explicado que la situacióna bordo es de calma.

0 Comentarios
cargando