Ir a contenido

CRISIS HUMANITARIA EN EL MEDITERRÁNEO

Italia autoriza ahora el desembarco de 41 inmigranes de un barco de la Marina de EEUU

Los náufragos fueron rescatados el martes delante de las costas de Libia

Rossend Domènech

Náufragos rescatados por el Trenton. 

Náufragos rescatados por el Trenton.  / AFP

La nave Trenton de la US Navy, con 41 náufragos salvados el martes frente a Libia, atracará finalmente en un puerto italiano después de tres días de navegar sin rumbo preciso, a la espera de que las nuevas autoridades de Roma decidieran cómo debía terminar la dramática odisea en la que han fallecido 12 personas. Los cuerpos fueron engullidos por el mar y nadie los ha recuperado. “Cuando volvimos al lugar (del naufragio) no había ninguna presencia más”, han declarado las autoridades estadounidenses, que en una nota anterior habían puntualizado que “la tripulación del Trenton inicialmente observó aproximadamente 12 cuerpos en el agua que parecían no responder”.  

El caso del Aquarius escuece todavía la sensibilidad nacional, por lo que ha resultado complejo permitir el desembarque de otros inmigrados en suelo nacional. Ascienden así desde enero a 300 los muertos en la travesía del Mediterráneo, unos 20.000 desde que empezó este tipo de migraciones.

Los pescadores ya no denuncian

Los pescadores a Mazzara del Vallo (Sicilia), donde existe la mayor flota pesquera de Italia, han dejado de denunciar los cadáveres o trozos de cuerpos humanos que se enrredan en sus redes. “Presentar una denuncia nos complica la vida”, justifican desde una de las coperativas pesqueras.

"Esperaron demasiado tiempo para una autorización y se vieron obligados a dejar 12 cadáveres en el mar", dijo Flavio Di Giacomo, un portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), entidad intergubernamental que había pedido a Roma “un desembarque urgente” de los 41 a causa de su precario estado de salud.

Coordinación

En el caso ha intervenido la embajada de EEUU en Roma, solicitando a los italianos que se hicieran cargo de la coordinación del socorro prestado. Según el derecho marítimo internacional, quien coordina un operación de socorro decide también el puerto al que se deben desembarcar los atendidos. “El problema no son los 41 inmigrados”, había dicho Matteo Salvini, ministro de Interior de Roma e inspirador de la línea dura contra las oenegés que salvan emigrantes en el Mediterráneo.

A la misma hora que en Valencia

El desembarque en un puerto italiano tendrá lugar en las mismas horas de la llegada del Aquarius a Valencia, nave de Sos Mediterranée y Medicos sin fronteras que el jueves a causa de la mala mar tuvo que buscar reparo en la zona oeste de la isla de Cerdeña, lo que levantó la duda de si los 630 inmigrados, que viajan repartidos entre el Aquarius y dos naves militares italianas habrían sido desembarcados en la isla. Sin embargo el ministro Salvini dejó claro que Aquarius solo atracaría en España. “No son ellos quienes deciden dónde termina el crucero”, dijo textualmente.

Temas: Inmigración

0 Comentarios
cargando