Ir a contenido

CRISIS HUMANITARIA

La ONU pide el desembarco "seguro y rápido" de los refugiados del 'Aquarius'

Malta rechaza acoger a los migrantes y alega que no se trata de un asunto de su competencia

Europa Press / Madrid

Foto de archivo de un grupo de refugiados a bordo del barco ’Aquarius’.

Foto de archivo de un grupo de refugiados a bordo del barco ’Aquarius’. / LOUISA GOULIAMAKI

La sección italiana del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha instado a las autoridades de Malta e Italia, así como a otros actores implicados, a permitir el desembarco "seguro y rápido" de los más de 600 inmigrantes que se encuentran a bordo del barco de salvamento 'Aquarius', cuya entrada a Italia ha sido impedida por el ministro del Interior, Matteo Salvini.

"Los estados y actores implicados deben encontrar pronto soluciones para permitir el desembarco seguro y rápido de migrantes y refugiados a bordo del 'Aquarius'. Cientos de personas necesitan asistencia urgentemente. Frenar las operaciones pone en riesgo su bienestar", ha indicado ACNUR Italia en su cuenta de Twitter.

Médicos sin Fronteras (MSF) ha confirmado que el barco de rescate 'Aquarius', con 629 inmigrantes a bordo, ha recibido órdenes por parte de la Marina italiana para detenerse en un punto situado a 35 millas náuticas de Italia y 27 de Malta, según ha informado en su cuenta de Twitter.

Área de Libia

Italia ha pedido a las autoridades maltesas que acepten a los inmigrantes, a lo que Malta se ha negado por el momento tras alegar que no se trata de un asunto de su competencia. "El rescate de más de 629 migrantes, ahora a bordo del 'Aquarius', ocurrió en el área de alcance de Libia y ha sido coordinado por el centro de socorro en Roma, así que Malta no es la autoridad que ejerce jurisdicción sobre el caso", ha explicado un portavoz del Gobierno de Malta.

Médicos sin Fronteras ha lamentado la decisión tomada por el Gobierno italiano. "MSF quiere expresar su preocupación ante el hecho de que, una vez más, la política se anteponga a las vidas de la gente", ha lamentado la organización, una de las coordinadoras del barco que gestiona SOS Mediterranée.