Ir a contenido

LAS RELACIONES LONDRES-BRUSELAS

El Reino Unido podría quedarse sin comida ni medicina si no pacta el 'brexit'

A semanas de la cumbre decisiva con la UE, un informe oficial alerta de desabastecimiento en días si no se alcanza un acuerdo

Daniel Postico

Un ciudadano británico contrario al brexit enarbola una bandera de la UE en Londres. 

Un ciudadano británico contrario al brexit enarbola una bandera de la UE en Londres.  / DANIEL LEAL-OLIVAS (AFP)

El Reino Unido debería afrontar el desabastecimiento de alimentos, de combustible y de medicinas a los pocos días de salir de la Unión Europea (UE) si lo hiciera sin cerrar ningún acuerdo con las autoridades comunitarias, tal como ha prometido la primera ministra, Theresa May, quien ha dicho preferir no llegar a un pacto antes que cerrar uno malo para el país. Este sería el peor escenario que han dibujado funcionarios especializados en un informe que fue entregado el mes pasado al ministro del brexitDavid Davis, según ha publicado el dominical Sunday Times.

El informe describe tres escenarios en caso de que se rompan las negociaciones, según su gravedad: suavegrave y armagedón. O sea, el fin del mundo. De hecho, el Gobierno ya habría empezado a desarrollar un plan de contingencia teniendo en cuenta que el puerto de Dover (que separa Inglaterra de Francia en el canal de la Mancha) podría colapsar en apenas unas horas sufriendo el bloqueo en la entrada de alimentos.

"En el segundo escenario, el grave —precisa la fuente que ha filtrado el informe al dominical—, se dice que el puerto de Dover se colapsaría a partir del día uno. Los supermercados en Cornualles y Escocia se quedarían sin provisiones en apenas dos días, y los hospitales sin medicinas en dos semanas". El Ejecutivo tendría que fletar aviones comerciales o utilizar las fuerzas aéreas británicas para poder llevar alimentos a las localidades más remotas del país, que serían las primeras en sentir el aislamiento. "Y al final de la segunda semana, se agotarían las reservas de combustible", añade la fuente.

Este paisaje apocalíptico que se le ha planteado gobierno podría guardar relación con la decisión del organismo que gestiona las autopistas británicas, que el mes pasado anunció la creación de áreas especiales en Dover, para aparcar en caminos, en un intento de prevenir los atascos en la frontera. Se sabe que este análisis habría sido encargado y entregado al grupo interministerial que se encarga de analizar el trasfondo del brexit.

Silencio en Downing Street

Downing Street no ha querido ni confirmar ni denegar la existencia del informe, y se ha limitado a reconocer que se ha tratado la opción de una salida sin acuerdo con las instituciones de la UE. Este documento no hecho más que reproducir la guerra que hubo durante toda la campaña del brexit entre proeuropeos y los contrarios, que, a posteriori, admitieron que habían llegado a exagerar algunos de sus postulados.

El exlíder del Partido Conservador, Ian Duncan Smith, acérrimo antieuropeista, comparó este informe con el denominado "proyecto del miedo" con el que se acusó a David Cameron, George Osborne y demás líderes de la campaña para seguir en la UE, que auguraban un futuro aciago al pais lejos de Bruselas. Por su parte, los europeístas argumentan que nuevamente los partidarios del brexit están escondiendo información a los ciudadanos o engañándolos, como el lema de los 300 millones semanales destinados a Bruselas, que luego resultaron ser algo más de la mitad.

División

La situación pone de manifiesto que el Partido Conservador está totalmente dividido entre los que piden una ruptura con la UE y con la unión aduanera, el brexit duro, y los que apuestan por un alejamiento suave con Europa. "Necesitamos gente con imaginación y coraje, no conejos asustados", lamenta Duncan Smith.

Ante este escenario, se vuelve a cuestionar que en el seno del Gobierno de May haya una postura unánime a pocas semanas de la cumbre europea para abordar el asunto, el 28 y 29 de junio. El Reino Unido saldrá de la UE el 29 de marzo del año que viene pero se ha garantizado un periodo de transición hasta diciembre del 2020, durante el que permanecerán en el mercado único y la unión aduanera para que las empresas se puedan adaptar al cambio.

En la prensa británica ha trascendido también que May ha frenado la publicación de un informe de 150 páginas sobre las prioridades de su ejecutivo en relación con el brexit ante la imposibiliad de alcanzar un acuerdo.

Las sombras se extienden sobre May

Uno de los principales donantes del Partido Conservador ha pedido públicamente a su partido que sustituya a Theresa May por Michael Gove, el actual ministro de Medio Ambiente. Se trata de Crispin Odey, director de un fondo de inversión y uno de los impulsores de la campaña para salir de la UE.

Odey pide que se rompan las normas de Bruselas y que el Reino Unido empiece a hacer pactos con otros países del mundo. Exige una rotura total con la UE y pone como ejemplo a Italia porque "ha plantado cara" a las autoridades comunitarias. Considera que May no está capacitada para llevar el brexit más allá y se decanta por Gove.

Michael Gove fue el ideólogo de la campaña del brexit. Tras lograr la salida de la UE, apoyó la candidatura de Boris Johnson para suceder a Cameron. Era el gran favorito pero traicionó a su compañero en el último minuto. Se presentó en solitario y perdió. Desapareció un tiempo y hace un año volvió a entrar en el gabinete de May. Lidera a los partidarios del brexit duro.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.