Ir a contenido

REDACTADA EN PLENA GUERRA FRÍA

Cuba impulsa una reforma de la Constitución

Díaz-Canel y Raúl Castro pilotarán la enmienda de la Carta Magna con la que ratificar el "rumbo socialista"

Los cambios serán sometidos a "una amplia consulta popular", según publica la prensa cubana

Abel Gilbert

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, durante una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional Cubana, en La Habana, este sábado. 

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, durante una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional Cubana, en La Habana, este sábado.  / REUTERS

Cuba ha puesto en marcha un proceso de reforma de una Constitución redacta en 1976, en plena alianza con Moscú, y que, según ha explicado Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el flamante presidente, debe adaptarse a las nuevas realidades económicas y sociales "en consonancia con los principios de la democracia socialista". A los 86 años, Raúl Castro, primer secretario del Partido Comunista (PCC), presidirá la comisión encargada de redactar un anteproyecto que tendrá impacto en el funcionamiento de la Administración estatal y en las legislaturas municipales y provinciales.

Castro será secundado por 33 diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) en la confección de los cambios que, según informó la prensa cubana, serán sometidos a "una amplia consulta popular".  La iniciativa se debatirá en comunidades, barrios, centros escolares y laborales. Una vez que concluyan los debates "se procesarán las opiniones y sugerencias" y la ANPP,  el único órgano con facultad constituyente y legislativa en el país, llevará adelante los cambios. Luego serán nuevamente refrendados a través de una consulta popular.

"Los enunciados de la nueva Constitución tendrán en cuenta los principios humanistas y de justicia social que configuran nuestro sistema político y considerar como pilares inconmovibles la irrevocabilidad del sistema socialista que soberanamente adoptó nuestro pueblo; ratificar hoy más que nunca, la unidad nacional y el papel del Partido Comunista de Cuba, como vanguardia organizada y fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado”, ha declarado Díaz-Canel.

Retoques

De lo que se trata, ha subrayado el dirigente, es de "actualizar" el texto fundamental que se confeccionó en plena guerra fría y tomó en muchos aspectos como modelo de un orden jurídico a la disuelta Unión Soviética. La caída del comunismo obligó a una reinserción forzada de la isla en un mundo diferente en el que La Habana ha restablecido relaciones con Washington.

Desde 1991 se hicieron pequeños retoques a la Carta Magna. De lo que se trata ahora es de alteraciones más profundas. La disidencia política dentro y fuera de la isla no tiene en principio expectativas. Las palabras de los principales dirigentes confirmaron esas apreciaciones. Para Castro, el proceso de cambios constitucionales tomará en cuenta las discusiones a las que fueron sometidos hace ocho años los nuevos alineamientos económicos que buscan abrir lentamente la economía sin descuidar el papel del Estado.  A su vez se estudiaran las experiencias llevadas a cabo en "diversos países" sin descuidar la tradición existente.

0 Comentarios
cargando