Ir a contenido

EL FUTURO DE EUROPA

El Brexit reabre el debate sobre la reunificación de Irlanda

Crecen los apoyos en Irlanda del Norte para la permanencia en la Unión Europea

Los Acuerdos de paz del Viernes santo contemplan un posible referéndum de reunificación

Un cartel en Londonderry, ciudad fronteriza de Irlanda del Norte, con la consigna: Frontera dura, frontera blanda, sin frontera.

Un cartel en Londonderry, ciudad fronteriza de Irlanda del Norte, con la consigna: Frontera dura, frontera blanda, sin frontera. / CLODAGH KILCOYNE (Reuters)

La frontera irlandesa tras el Brexit sigue dando dolores de cabeza al Gobierno de Theresa May. La cuestión fronteriza ha impulsado los apoyos a la adhesión a la Unión Europea de Irlanda del Norte (una de las cuatro naciones que conforman Reino Unido) y ha reabierto el debate sobre la reunificación con la vecina República de Irlanda. 

En el referéndum del Brexit del 2016, el 56% de los ciudadanos de Irlanda del Norte que votaron lo hicieron a favor de mantenerse en la UE (en contraposición al resultado nacional, con un 52% a favor de salir de las instituciones comunitarias). El apoyo en Irlanda del Norte ha crecido desde entonces, según un estudio de la Queen's University de Belfast, que encuestó a más de 1000 norirlandeses al respecto. De la muestra entrevistada, el 69% piensa que la nación irlandesa debe permanecer en la UE

"Cada vez está más claro que el apoyo para la permanencia aumenta y aumenta en Irlanda del Norte", ha comentado el investigador de la Queen's University Colin Harvey, quien ha añadido que obviar esos apoyos sería "extremadamente peligroso". 

Referéndum de reunificación

A diferencia de Escocia, que también votó contra el Brexit, Irlanda del Norte podría permanecer en la Unión Europea a través de un referéndum para la reunificación con Irlanda. 

La posibilidad de esta consulta está prevista en el Acuerdo de Paz del Viernes Santo, que terminó en 1998 con treinta años de conflicto entre los unionistas protestantes del Norte y los republicanos católicos. Concretamente, el poder para poner en marcha la consulta recae en Londres, si el gobierno británico cree que una mayoría es favorable a la reunificación. 

Sin embargo, según el estudio de Queen's University, aunque un 47% de los encuestados están a favor de celebrar un referéndum de estas características, tan solo el 21% apoya la reunificación

Según los resultados del estudio, el deseo de reunificación es bastante débil entre la comunidad protestante, mientras que la opinión católica está más dividida y "muy pendiente" del resultado de las negociaciones con Bruselas. Mientras que el Gobierno británico quiere darle la espalda a la unión aduanera europea y al mercado único, algo de lo que el 61% de los norirlandeses están en contra. Un Brexit difícil, combinado con una desaceleración económica, haría la perspectiva de la unidad irlandesa más atractiva. 

Un riesgo para May

La primera ministra británica ha dejado claro que un referéndum sobre la reunificación irlansesa no es un riesgo que esté dispuesta a tomar. Al igual que la Unión Europea, May se opone a una frontera difícil entre las dos Irlandas tras la salida del Reino Unido en marzo del 2019, por temor a socavar el acuerdo de paz. Sin embargo, su gobierno aún no ha presentado una solución concreta para cumplir este compromiso. 

Los euroescéptico británicos han acusado al Gobierno irlandés de exagerar el problema fronterizo y usar su papel clave en las negociaciones del Brexit para continuar su "agenda oculta" para la reunificación.

Sin embargo, en lugares como Londonderry, ciudad fronteriza entre las dos Irlandas, la restauración de controles fronterizos supondría un problema para la vida cotidiana de muchos ciudadanos. Así lo ha asegurado Elisha McCallion, parlamentario del partido republicano y partidario de la reunificación Sinn Fein: "Mi hijo va a una guardería en el otro lado de la frontera todos los días, todos los días cruzo la jurisdicción entre el norte y el sur seis u ocho veces al día". 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.