Ir a contenido

en segunda vuelta

El centro decidirá el futuro presidente de Colombia

Los 4,5 millones de votos del sorpresivo Fajardo serán determinantes de cara al desempate entre Duque y Petro previsto para el 17 de junio

Mauricio Bernal

Sergio Fajardo.

Sergio Fajardo. / REUTERS

Colombia despertó de la jornada electoral del domingo con la certeza de que no serán los votantes de Iván Duque, el candidato de centro derecha y ganador de la primera vuelta presidencial (39% de los votos), los que decidan el nombre del futuro presidente; ni los de Gustavo Petro, el exguerrillero y representante de la izquierda que obtuvo el segundo lugar con el 25% de la votación; sino los de Sergio Fajardo, la gran sorpresa de las elecciones, el candidato de centro que quedó a menos de 300.000 votos –sobre casi 20 millones– de pasar a segunda vuelta. Es una paradoja: la polarización entre izquierda y derecha que marcará la votación definitiva, el 17 de junio, la zanjarán los millones de votantes de centro de Fajardo.

4,5 millones, para ser exactos. ¿Por quién votarán el día 17? Fajardo no hizo ningún guiño en su discurso del domingo, y es posible que prefiera no comprometer a su electorado ni forjar una alianza que lo debilite de cara a las municipales del 2019. Pero lo cierto es que su discurso es más cercano a Petro que a Duque. “Los votantes de Gustavo Petro y de Sergio Fajardo, que sumados se acercan a los 10 millones, encarnan un potente deseo de renovación”, señalaba este lunes el editorial de ‘El Tiempo’. ‘El Espectador’, por su parte, hacía un llamamiento a los ganadores para que tengan en cuenta “a la ciudadanía de ese amplio centro”, los “millones de colombianos que quieren consensos, construir sobre lo construido y dejar atrás tanto conflicto”.

Batalla de miedos

Los analistas coinciden en que el nuevo escenario obligará a los ganadores a moderarse. “Para seducir al electorado de Fajardo, Duque debe demostrar que no va a hacer trizas los acuerdos de paz, realmente decir cómo va a manejar eso –dice Germán Espinel, jefe de Mesa Editorial de ‘Noticias Caracol’–, mientras que Petro debe moderar un discurso que el centro ve muy radical”. En campaña, Duque dijo que iba a revisar los acuerdos. En campaña, Petro se amarró a un discurso crítico con la institucionalidad vigente. El votante de centro no compra ninguna de las dos cosas.

“Yo me atrevería a decir que Fajardo no va a forjar ninguna alianza y va a dejar libertad a sus votantes –dice el editor de Política de ‘El Espectador’, Hugo García–. Además, el voto de Fajardo no es un voto de maquinaria, es un voto libre que no va a hacer lo que diga el jefe, si es que el jefe dice algo”. Habida cuenta de que Duque es el protegido del expresidente Álvaro Uribe, la segunda vuelta, dice García, será una batalla de miedos: “Se va a medir a quién le teme más Colombia, si a Uribe o a Petro”. Por vía de Duque, Uribe es el ganador en la sombra de estas elecciones.

Un dato importante: gane quien gane, por primera vez desde que se instituyó la vicepresidencia, Colombia tendrá a una mujer en el cargo. O bien Marta Lucía Ramírez, fórmula de Duque, o bien Ángela María Robledo, la de Petro.