Ir a contenido

crisis política

El veto al gobierno de Conte aboca a Italia a nuevas elecciones

La lista que representaba a la xenófoba Liga y al antisistema M5S no ha pasado el filtro del presidente, Sergio Mattarella, por proponer como ministro de Economía al euroescéptico Paolo Savona

Rossend Domènech

Giuseppe Conte.

Giuseppe Conte. / AFP / VINCENZO PINTO

El presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, no ha aceptado este domingo la lista de ministros propuesta por Giuseppe Conte, el elegido para ser primer ministro por dos partidos populistas que ganaron las elecciones del pasado mes de marzo, La Liga y el Movimiento 5 Estrellas (M5S). El principal escollo ha sido la propuesta como ministro de Economía de Paolo Savona, de 81 años, un euroescéptico, contrario al papel de Alemania en la UE y que considera que el euro es una “moneda equivocada". Por la mañana, Savona intentó suavizar su posición al explicar que quería solamente “una Europa mejor y mas justa”.

La negativa de Mattarella ha forzado a Conte a renunciar a presidir el futuro Ejecutivo y profundiza la crisis política del país, que lleva 83 días sin Gobierno. El presidente italiano ha convocado este lunes a Carlo Cottarelli, un economista de 64 años, exdirectivo del Fondo Monerario Internacional (FMI) y excomisario para la reducción del gasto público de Italia, para, se supone, encargarle la formación de un nuevo Gabinete.

Los ánimos estaban el domingo tan exacerbados en las filas de los dos partidos que ganaron los comicios que los antisistema del M5S manifestaron que están estudiando la posibilidad legal de presentar un veto contra Mattarella. “El voto no cuenta nada”, protestó Luigi Di Maio, líder de los indignados. Matteo Salvini, por su lado, líder de La Liga, arengó a los suyos en un acto político al grito de “si no hay democracia mejor volver a las urnas”. 

Tres opciones

Tras la reunión con Conte, Mattarella ha explicado que había dado "a los partidos vencedores” de los comicios “todo el tiempo necesario”. Al final de la tarde, Mattarella informó que “en las próximas horas” tomará una decisión sobre el futuro político inmediato del país. Hay tres opciones, todas encaminadas a la convocatoria de nuevas elecciones: comicios anticipados en verano; que un Gabinete técnico conduzca al país hasta unas nuevas elecciones en otoño —o el próximo año—; o pedir al Ejecutivo dimisionario de Paolo Gentiloni que siga en funciones hasta los comicios.

Es la primera vez que un presidente de la República rechaza el nombramiento de un ministro propuesto por el partido o partidos más votados. Mattarella ha justificado su decisión al afirmar que su cargo le obliga a “defender la Constitución y la unidad de Italia” y que ya había advertido a La Liga y al M5S que no iba a aceptar ministros que pusieran en peligro los ahorros y las inversiones de los italianos. “He hecho lo posible para que naciera un gobierno político”, ha dicho Mattarella.

Algunas analistas sostiene que La Liga esperaba secretamente este desenlace. La razón es que en las últimas semanas sus líderes se habían convencido de que formar un Ejecutivo junto al M5S habría constituido una aventura con final desconocido. “Son el diablo, no hay que aliarse con el M5S”, había avisado Silvio Berlusconi que, con su partido Forza Italia, forma parte de la coalición conservadora. El exprimer ministro conservador ya avisó de que, de formarse, no habría votado la confianza al nuevo gobierno.

0 Comentarios
cargando