Ir a contenido

CRISIS POLÍTICA EN VENEZUELA

Al menos 15 militares críticos con el Gobierno, arrestados en Venezuela

Son ya 34 los uniformados detenidos desde que empezó el año

Abel Gilbert

Nicolás Maduro.

Nicolás Maduro. / AFP / FEDERICO PARRA

Horas después de que el presidente electo Nicolás Maduro expresara su deseo de una “reconciliación” entre los venezolanos enfrentados políticamente, el Foro Penal denunció que al menos 15 integrantes de la Armada y la Aviación de Guerra habrían sido detenidos en las últimas horas por expresar su malestar con el Gobierno. Alfredo Romero, director de esa organización no gubernamental, incluyó entre la lista de detenidos a un sargento de la Guardia Nacional Bolivariana.

Los medios de prensa de Caracas no hicieron ninguna referencia al respecto hasta el momento. Solo se conoció a través de las redes sociales que las detenciones tuvieron lugar en el estado de Aragua, sede de una de las principales bases militares. Si se comprueba la información, son 34 los uniformados encarcelados en lo que va de año.

La lealtad del Ejército

En su primer discurso como vencedor de las controvertidas elecciones del pasado domingo, Maduro volvió a reclamar la lealtad monolítica de las Fuerzas Armadas en virtud de los peligros que, dijo, se ciernen sobre Venezuela. Maduro fue reelecto con una histórica abstención de más de la mitad de los ciudadanos en condiciones de votar.

El descontento en el seno de la “familia militar” es un secreto a voces y también un grito evidente. La cárcel es el lugar a donde fue enviado Miguel Rodríguez Torres, el fundador del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y a la vez uno de los protagonistas del levantamiento de Hugo Chávez en 1992. En la cárcel están también el general Raúl Baduel, quien rescató a Chávez durante el golpe de Estado del 2002, y el mayor general Hebert García Plaza, ministro de Alimentación del “eterno comandante”.

Nueva caza de brujas

Según Rocío San Miguel, presidenta de la organización Control Ciudadano para la Seguridad, podría haber empezado una nueva fase de la “cacería de brujas” dentro de las instituciones castrenses. “Maduro se siente inestable y su principal amenaza no proviene de la oposición ni del imperio”, dijo en relación a lo que se debate en los cuarteles. Los uniformados, o sus familias, también experimentan en carne propia la peor crisis de la historia de ese país.

0 Comentarios
cargando