Ir a contenido

ORIGEN DESCONOCIDO

EE UU investiga un posible "ataque sónico" a sus diplomáticos en China

Un funcionario estadounidense padece síntomas relacionados con los registrados desde 2016 en Cuba Washington relaciona el incidente

El Departamento de Estado emite una alerta de salud a sus ciudadanos en la zona

Ricardo Mir de Francia

Empleados de seguridad en los terrenos del consulado de EEUU en Guangzhou.

Empleados de seguridad en los terrenos del consulado de EEUU en Guangzhou. / AP

Un trabajador del servicio diplomático de Estados Unidos en China informó recientemente de unas "sensaciones y una presión auditiva fuera de lo normal", una serie de síntomas que según los exámenes médicos a los que más tarde fue sometido le habrían provocado un "traumatismo cerebral leve". El incidente no tendría ninguna trascendencia de no ser por los antecedentes que arrastra: los misteriosos problemas de salud que experimentaron una veintena de funcionarios estadounidenses en Cuba. Aunque su origen y causas no se han podido explicar hasta ahora de forma fehaciente, Washington cree que en el caso cubano se trataría de "ataques sónicos". En el caso chino, es pronto para sacar conclusiones, aunque el jefe de su diplomacia, Mike Pompeo, ha señalado que los síntomas del funcionario "son consistentes" con los sufridos en Cuba.  

El Departamento de Estado ha emitido una alerta de salud a sus ciudadanos en el país asiático pidiéndoles que informen de "cualquier experiencia inusual auditiva o sensorial acompañada de sonidos o ruidos punzantes fuera de lo común". El comunicado asegura también que por el momento se desconocen los motivos de los síntomas declarados y no hay constancia de que se hayan producido otras situaciones similares en China. "El Gobierno estadounidense se toma seriamente estas informaciones y ha informado de lo sucedido a su personal en China". El incidente llega en un momento delicado en la relación bilateral entre los dos países. Por un lado, están negociando sus disputas comerciales, un diálogo con el que Washington ha arrancado algunas concesiones con las que pretende reducir el abultado déficit comercial que mantiene con la segunda potencia económica mundial.

Sus diplomáticos están también negociando a varias bandas la reunión con el líder norcoreano Kim Jong-un, prevista para el próximo 12 de junio en Singapur, y en la que China, como principal patrón del régimen de Pionyang, juega un papel destacado. El presidente Donald Trump dijo la víspera que la actitud de Kim ha cambiado a peor desde que viajó hace dos semanas a Pekín para reunirse con su homólogo chino Xi Jingping.  Y hoy mismo se ha anunciado que el Pentágono ha retirado la invitación a China para participar en unas maniobras militares en el océano Pacífico en las que está previsto que tomen parte 27 países el mes que viene. La decisión se ha justificado por el rechazo chino a frenar la militarización de varias pequeñas islas, cuya soberanía se disputan varios países, en el mar de China.

El incidente de salud experimentado por uno de sus empleados en la ciudad sureña de Guangzhou llega meses después de que Washington repatriara a buena parte de su personal diplomático de Cuba tras haber sufrido síntomas semejantes. Una veintena de funcionarios y sus familiares comenzaron a sufrir mareos, contusiones y problemas agudos de audición en 2016, una serie de problemas que EE UU acabó describiendo como "ataques selectivos". Washington no ha llegado a culpar formalmente al Gobierno cubano de lo sucedido ni tampoco ha podido determinar los responsables del supuesto ataque o los medios utilizados para perpetrarlo. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.