Ir a contenido

Acuerdo de gobierno

Repatriaciones masivas y aumento del gasto público: así es el programa del nuevo gobierno italiano

El Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte cierran un pacto de gobierno que no incluye solicitar quitas de la deuda al Banco Central Europeo

El Periódico

Matteo Salvini y Luigi Di Maio,  cierran un pacto de gobierno que incluye una renta de ciudadanía de 780 euros al mes / TIZIANA FABI (AFP) / EFE VÍDEO

Matteo Salvini y Luigi Di Maio,  cierran un pacto de gobierno que incluye una renta de ciudadanía de 780 euros al mes
Luigi Di Maio (i), líder del Movimiento 5 Estrellas, y Matteo Salvini (d), líder de la Liga Norte.

/

El Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga Norte han alcanzado un acuerdo para formar un nuevo gobierno en Italia basado en una batería de medidas de mayor gasto público que pueden poner a Italia en colisión con la línea de contención del déficit público de la Unión Europea. Así lo ha anunciado el líder del M5S, Luigi Di Maio.

Tras más de dos meses de negociaciones, el nuevo acuerdo de gobierno entre el partido 'anti-establishment' y el de extrema derecha incluye puntos como la deportación masiva de migrantes, una reforma fiscal que reducirá la progresividad a través de un "impuesto único" o el relanzamiento de la aerolínea nacional Alitalia, actualmente con problemas de viabilidad.

El programa de gobierno prevé un fuerte aumento del gasto público, que las dos formaciones pretenden evitar que repercuta en el déficit público a través de no contemplar las partidas de gasto social en los cálculos. 

No obstante, solicitar una quita o reestructurar la deuda no se encuentra entre los puntos del programa del nuevo gobierno italiano. Otras medidas económicas del acuerdo son programas de deducción fiscal para incentivar la compra de vehículos híbridos o el replanteamiento de la línea de tren de alta velocidad que prevé conectar Lyon con Turín.

Repatriaciones masivas

En materia de migración, el documento que recoge el nuevo pacto de gobierno afirma que en Italia actualmente existen cerca 500.000 migrantes en situación irregular y, en consecuencia, proponen una política de repatriaciones masivas, que definen como ineludible y prioritaria. El acuerdo afirma que "es necesario superar el reglamento de Dublín" y propone "sedes de permanencia temporal de inmigrantes destinados a la repatriación", así como redestinar recursos de acogida para financiar la expulsión de migrantes.

En este programa de Gobierno se asegura que la gestión de la inmigración es insostenible para Italia y que además el actual sistema europeo de control de flujos migratorios es "un fracaso" y "pone en discusión los acuerdos de Schengen".

Se tiene que conseguir la reducción de las presiones de los flujos sobre las fronteras y una revisión de las actuales misiones europeas en el Mediterráneo, "como la llegada a los puertos italianos de los inmigrantes sin que haya ninguna responsabilidad compartida por los Estados europeos". Y piden la "reubicación obligatoria y automática en base a parámetros objetivos y cuantificables".

También incluye que cualquier delito cometido de una persona en espera del estatus de refugiado suponga su expulsión inmediata con el objetivo, escriben, "de garantizar la seguridad y el orden público". Por otra parte quieren más controles y "el cierre inmediato de todas la asociaciones islámicas radicales o mezquitas que resulten irregulares".

Renta para la ciudadanía e impuesto único

El M5S ha incluido la renta para la ciudadanía, un subsidio para las personas con dificultades económicas que será de 780 euros mensuales si viven solos y durante un máximo de dos años.

La medida se combina con una bajada de impuestos para todas las rentas, defendida esta por la Liga Norte, que implicará un gasto de 5.000 millones de euros y consistirá en el anunciado impuesto único o "flat tax" para las empresas y familias que oscilará entre el 15% y el 20%. Lo que reduce la progresividad fiscal, es decir, que quién más gana, más paga.

Jubilación adaptada

El pacto contiene una medida que ambos llevaban en sus programas, la reforma de la ley de pensiones y en lugar de que la edad de jubilación sean los 67 años a partir de 2019 proponen lo que han llamado "cuota 100" y que consentirá a los ciudadanos jubilarse cuando la suma de los años de edad y de contribución sumen 100, es decir, será posible por ejemplo retirarse con 64 años de edad y 36 de contribución.

Temas: Italia