Ir a contenido

TRASLADO POLÉMICO

EEUU abre su embajada en Jerusalén con un baño de sangre en Gaza

El Ejército israelí mata a 55 palestinos y hiere a más de 2.700 en las protestas contra el traslado de la embajada y por el derecho al retorno

Ivanka Trump inaugura la nueva sede diplomática estadounidense en representación de su padre ante un Netanyahu satisfecho

ANA ALBA / JERUSALÉN

65 km, dos realidades: 60 personas mueren en Gaza mientras EEUU celebra el traslado de su embajada a Jerusalén. / ZML

Sonrisas, caras de satisfacción y ambiente festivo han llenado la tarde de este lunes la embajada de EEUU en Jerusalén en su inauguración. Una radiante Ivanka Trump y un Bibi Netanyahu que no cabía en sí de gozo han formalizado la apertura de la legación, mientras a poco más de una hora de coche, en Gaza, se producía la mayor matanza de palestinos desde la ofensiva israelí del 2014 en la franja: más de 50 muertos en los enfrentamientos con soldados israelís.

Ivanka Trump descubre la placa de la embajada de EEUU en Jerusalén / Ronen Zvulun  (rEUTERS)

"En nombre del 45º presidente de los Estados Unidos de América, os damos la bienvenida oficialmente, por primera vez, en la embajada de EEUU, aquí en Jerusalén, la capital de Israel", ha dicho Ivanka en nombre de su padre, el presidente estadounidense, Donald Trump.

Ivanka ha destapado, junto al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, la placa de inauguración de la embajada, antes consulado, en una ceremonia que ha empezado a las 4 de la tarde, hora en que David Ben Gurion proclamó el Estado de Israel el 14 de mayo de 1948.

"DÍA HISTÓRICO"

El discurso más pomposo lo ha pronunciado el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu. "Nos hemos reunido aquí en otro día histórico en la vida de esta ciudad que sé que tendrá su lugar junto a otras decisiones cruciales en la historia de nuestro pueblo", ha afirmado. "Gracias, presidente Trump, por tener el coraje de mantener tus promesas (...) Hoy es un gran día para Israel, es un gran día para América, pero creo que también es un gran día para la paz", ha dicho el jefe del Gobierno israelí. 

"Hoy es un gran día para Israel, un gran día para América pero creo que también es un gran día para la paz"

Binyamin Netanyahu

Primer ministro israelí

"Solo se puede construir la paz sobre la verdad. Y la verdad es que Jerusalén ha sido y siempre será la capital del pueblo judío, la capital del Estado judío", ha añadido Netanyahu arropado por los aplausos de 800 asistentes al acto, entre los que había pocos diplomáticos extranjeros, ya que la mayoría han boicoteado el acto.

La comunidad internacional no reconoce Jerusalén como capital de Israel porque su parte este está ocupada por los israelís y tendría que ser la capital del futuro Estado palestino, según el derecho internacional. Trump ha roto el consenso y su embajada es la primera que vuelve a Jerusalén desde el 2006. 

En 1980 el Parlamento israelí aprobó la anexión de Jerusalén y la ONU dio luz verde a una resolución en la que pedía a los países miembros que retiraran sus embajadas de la ciudad santa. Entre 1984 y el 2006, solo las mantuvieron Costa Rica y El Salvador.

VÍA SATÉLITE

Trump ha estado ausente físicamente de la ceremonia pero se ha dirigido a los invitados vía satélite: "Que Dios os bendiga y bendiga a los Estados Unidos de América". El líder de EEUU ha asegurado que su país está comprometido con el statu quo de los lugares santos de Jerusalén y con la paz y la mediación entre "Israel, los palestinos y todos sus vecinos".

Los palestinos no ven a Trump como un buen mediador. "Con este paso, la Administración de EEUU ha cancelado su rol en el proceso de paz y ha insultado al mundo, al pueblo palestino y a la nación árabe e islámica y ha causado incitación e inestabilidad", ha declarado Nabil Abu Rudeineh, portavoz del presidente palestino, Mahmud Abás.

"EEUU ha pasado de ser mediador a ser parte del conflicto, Israel y EEUU están unidos contra los palestinos", ha comentado a este diario Sahira Kaman, secretaria general del Partido Democrático Palestino, en la protesta que decenas de palestinos y algunos israelís han llevado a cabo cerca de la embajada de EEUU, en el barrio de Arnona, en la parte oeste (israelí) de Jerusalén. "La decisión de Trump es repugnante y pone en peligro a palestinos e israelís. Estamos aquí para resistir", ha subrayado la israelí Maya Rosen.

VIOLENCIA POLICIAL

Los manifestantes, que gritaban consignas como "Trump, entérate, Palestina será libre", llevaban banderas palestinas y pancartas que la policía les ha confiscado con violencia, a pesar de que la protesta era pacífica. Los agentes no han actuado contra la pequeña concentración de israelís que a unos metros gritaban a favor de Trump.

El traslado de la embajada de EEUU ha provocado la mayor protesta en Gaza, donde el Ejército israelí ha matado a al menos 55 palestinos y ha herido a más de 2.700, según el Ministerio de Sanidad palestino. Unas 40.000 personas han participado en las marchas convocadaspor el derecho al retorno de los refugiados palestinos, que mañana conmemoran siete décadas de 'Nakba' (catástrofe), la expulsión y huída de 750.000 palestinos con la creación del Estado de Israel y la guerra entre israelís y árabes, en 1948.

Según el Ministerio de Sanidad de Gaza, la mayoría de los muertos son jóvenes de entre 20 y 30 ños y al menos cinco de ellos adolescentes: uno de 14 años, otro de 15 y tres de 16. Más de la mitad de los heridos recibieron disparos o impacto de metralla, otros sufrieron golpes y el resto asfixia por inhalación de gases lacrimógenos.

GRAN MARCHA POR EL RETORNO

Las protestas en Gaza bajo el lema "Gran Marcha por el Retorno" se iniciaron el 30 de marzo. El Ejército israelí había lanzado esta mañana panfletos desde el aire advirtiendo a los ciudadanos que no participaran en las manifestaciones, que se realizan muy cerca de la valla que separa la franja de Israel.

Los organizadores han declarado que consideran "a Estados Unidos y a la ocupación responsables de la sangrienta masacre de hoy en Gaza" y han anunciado que, a pesar de que la marcha tenía que concluir mañana, las protestas se han suspendido porque "será un día de duelo y de dolor".

"Lo de hoy ha sido lo más horrible que he visto desde la última guerra. Han disparado a mucha gente, había muchos heridos por bala", ha contado a este diario un asistente a las protestas de Gaza.

El teniente coronel Jonathan Conricus, portavoz del Ejército israelí, ha explicado a un grupo de periodistas que en la protesta "ha habido un nivel de violencia sin precedentes, han tratado de plantar explosivos en la valla en tres puntos diferentes e intentado penetrar en Israel".

"DISTURBIOS VIOLENTOS"

Según Conricus, Hamás "envía a civiles a la frontera para que sus operativos entren después a matar a civiles israelíes y también son culpables de quemar y destruir la parte palestina del cruce de Kerem Shalom". "Hamás está matando Gaza", ha aseverado.

El Ejército ha realizado varios ataques aéreos contra infraestructuras militares de Hamás alejadas de los puntos de las manifestaciones, que Conricus califica de "disturbios violentos".

En Cisjordania también se han llevado a cabo protestas, principalmente en Ramala, donde más de tres mil personas marcharon hacia el puesto de control militar israelí de Qalandia. Los disturbios acabaron con 35 heridos. En Hebrón, Nablus y Belén, las manifestaciones fueron menores.

La matanza de hoy en Gaza ha producido indignación y países como Francia o Gran Bretaña han llamado a Israel a la contención. París, Londres y Moscú han reprobado el traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén.

0 Comentarios
cargando