Ir a contenido

Melania Trump centrará su trabajo en los niños y el ciberacoso

La primera dama de EEUU presenta la campaña 'Sé mejor' para mejorar el bienestar de los jóvenes y hacer frente a algunos de los desafíos a los que se enfrentan

Ricardo Mir de Francia

Melania Trump ha presentado su primer plan social desde que su marido llegó a la Casa Blanca y después de que reconociese hace unos días haber comprado el silencio de la actriz porno, Stormy Daniels. / ATLAS VÍDEO

Melania Trump ha sido hasta ahora una de las primeras damas más discretas de las últimas décadas, una mujer que se mantenido habitualmente alejada de las cámaras y ha evitado pronunciarse sobre las muchas controversias que rodean a su marido. Los medios cuentan que viven vidas prácticamente separadas y raramente cenan juntos en la Casa Blanca. Pero el cargo obliga y el papel de las primeras damas tiende a ser algo más que puramente ceremonial, lo que ha llevado a Melania a escoger una misión que dé sentido a su paso por la mansión ejecutiva. Casi un año y medio después de que Donald Trump alcanzara el poder, su esposa ha anunciado que dedicará su trabajo a los niños, concretamente a fomentar su bienestar, protegerlos del acoso en internet y ayudarles a prevenir la adicción a los opioides.

Ese trabajo se articulará a través de la campaña ‘Be Best’ (Sé mejor), que ella misma ha presentado esta mañana en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca ante la mirada del presidente, el vicepresidente y decenas de niños invitados para la ocasión. “Estoy aquí con un objetivo: ayudar a los niños y nuestra próxima generación”, ha dicho la primera dama de origen esloveno. “Podemos y debemos enseñarles a los niños a comportarse socialmente y ser conscientes de sí mismos, a relacionarse de forma positiva y tomar decisiones con responsabilidad”. No se sabe todavía en qué consistirá la campaña. Durante la presentación solo se esbozaron sus líneas generales, que coinciden con el trabajo que Melania había hecho hasta ahora en sus pocas apariciones públicas.  

La tercera esposa de Trump sigue así la estela de sus predecesoras. Desde Nancy Reagan, que hizo campaña contra las drogas; a Hillary Clinton, que trabajó por reformar la Sanidad; Laura Bush, que trató de fomentar la lectura; o Michelle Obama, que se dedicó a fomentar la comida sana y el ejercicio. En el caso de Melania se había especulado mucho sobre sus preferencias, particularmente su interés por el ciberacoso, dado que su marido utiliza a menudo las redes sociales para intimidar e insultar a la prensa, sus rivales políticos o los jueces. Pero Melania no ha dado su brazo a torcer y ha optado por convertir el problema en uno de los principales vectores de su labor como primera dama.

"Cuando los niños aprenden desde una edad temprana comportamientos positivos en la red, pueden utilizar las redes sociales de forma productiva para promover cambios positivos", ha dicho. "Creo que los niños deben ser vistos y escuchados". Melania es bastante más popular que su marido, aunque menos de lo que eran sus dos últimas predecesoras a estas alturas de mandato. Su índice de aprobación está en el 57%, según una reciente encuesta de la CNN, diez puntos por encima de dónde estaba en enero. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.