Ir a contenido

GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

Mogherini, sobre Siria: "Necesitamos silenciar las armas por motivos políticos y humanitarios"

La UE y la ONU reúnen a 85 gobiernos y organizaciones para recaudar más dinero para el castigado país árabe

La alta representante europea y Staffan de Mistura insisten en la necesidad de reforzar la vía política

Silvia Martinez

Mogherini (izq) y De Mistura, durante su rueda de prensa conjunta, en Bruselas, el 24 de abril.

Mogherini (izq) y De Mistura, durante su rueda de prensa conjunta, en Bruselas, el 24 de abril. / AP / VIRGINIA MAYO

“Más actividad militar no lleva a una solución política. Al contrario, la hace más difícil. Necesitamos silenciar las armas por motivos humanitarios y políticos”. La alta representante para la política exterior de la UE, Federica Mogherini, y el enviado especial de la ONU en Siria, Staffan de Mistura, comparten el diagnóstico y la vía a seguir. Ambas instituciones copresiden este martes y miércoles una nueva conferencia de donantes para Siria que quiere dar un nuevo empujón a la ayuda humanitaria, rebajar la tensión en el país y devolver la esperanza al estancado proceso político.

“Muchos de los que se han sentado hoy a la mesa no están de acuerdo pero se han sentado. Es lo que queremos que ocurra a nivel político”, ha recordado De Mistura tras la primera jornada de trabajo celebrada con representantes de la sociedad civil, que antecede a la reunión ministerial que se celebrará este miércoles con representantes de 85 delegaciones y organizaciones. “Siria no es un tablero geopolítico, pertenece a los sirios y los sirios deben decidir su futuro”, ha reconocido por su parte Mogherini.

Tras siete años de conflicto, la solución está más embarrada que nunca. “Estamos atravesando un momento difícil” y “la escalada militar no lleva a una solución política”, ha reconocido De Mistura, quien ha alertado de la posibilidad de que la situación en Idleb, cerca de la frontera con Turquía, se convierta en un nuevo Alepo o Guta. “No podemos perder la esperanza, aunque no sea un buen momento”, ha avisado.

Papel de Rusia, Irán y Turquía

Tanto Mogherini como De Mistura ha insistido en que Rusia, Irán y Turquía, como garantes del proceso de Astaná, tienen “responsabilidad” a la hora de rebajar “la situación sobre el terreno” y han lamentado que en los últimos meses se ha visto junto lo contrario. “Pedir a las Naciones Unidas o a la UE que hagan un milagro cuando el resto de grandes actores no están haciendo su parte es pedir demasiado. Así que les pedimos que hagan su parte”, ha reclamado el enviado especial de la ONU, que ha subrayado la necesidad de rebajar la temperatura y de dar paso a la diplomacia.

Tras los debates con la sociedad civil de este martes, la ceremonia ministerial se centrará el miércoles en aspectos políticos y humanitarios. La UE confía en recabar compromisos para superar de nuevo los 5.500 millones de euros de ayuda humanitaria.