Ir a contenido

ANTE LAS QUEJAS DE LOS RESIDENTES

La Haya prohíbe el consumo de cannabis en los espacios públicos

La ciudad holandesa se convierte en la primera del país, conocido por sus políticas de tolerancia hacia esta droga, en aprobar una medida de este tipo

Un ejemplar de planta de marihuana. 

Un ejemplar de planta de marihuana.  / AP / TED S. WARREN (AP)

La ciudad holandesa de La Haya se ha convertido en la primera del país en prohibir el consumo de cannabis en los espacios públicos del centro de la ciudad, la estación de trenes y las principales zonas comerciales, como consecuencia de las quejas de los residentes y visitantes. 

En Holanda, hasta 573 'coffee shops' pueden vender marihuana, aunque no producirla, en 103 de los 380 municipios de los Países Bajos, incluido el de La Haya.

La prohibición comenzará a ser implementada en dos semanas, con multas -cuyas cantidades serán decididas por los fiscales- para aquellos que vulneren la nueva medida y consuman marihuana en alguno de los 13 lugares establecidos por ley.

Asimismo, las autoridades han distribuido folletos en los establecimientos de venta de esta droga y en los refugios para personas sin techo para alertar de la nueva medida. También se han repartido versiones en inglés en los hoteles para informar a los turistas. 

Ruidos y olor a cannabis

La Administración local ha tomado la decisión después de recibir un elevado número de quejas de los vecinos y turistas sobre el fuerte olor a cannabis en la ciudad y el ruido que generan sus consumidores, según ha podido saber The Guardian. 

El portavoz ha añadido que tanto la alcaldesa, Pauline Krikke, como la policía han decidido que había suficientes evidencias que confirmaban que "el uso de determinadas drogas tiene un impacto negativo en el ambiente cotidiano de los residentes y los turistas" en las áreas en las que se ha establecido la prohibición. 

Menos tolerancia

Ya en el 2010, Róterdam prohibió el consumo de marihuana en los alrededores de los colegios, una iniciativa que copió la capital del país, Ámsterdam, dos años después. La reciente prohibición de La Haya es el último ejemplo de una tendencia que se está extendiendo por todo el país y que comienza a cuestionar si se debería limitar cómo y dónde se puede consumir marihuana. 

En 1970, Holanda introdujo la política de tolerancia con determinados tipos de droga, como el cannabis. Aunque el uso recreativo, la posesión y el comercio de esta droga están penados por la ley, las autoridades deciden tolerar estos delitos y no presentar cargos. Sin embargo, el aumento de la potencia y las variedades de cannabis que ahora se venden en los 'coffee shops' han aumentado la preocupación, tanto en el Gobierno central como en los locales, de que dichas políticas estén fomentando comportamientos antisociales.

Temas: Holanda Cannabis