Ir a contenido

LA RESPUESTA DE ASAD

Damasco considera que el ataque de Trump "no lleva a ninguna parte"

El líder supremo de Irán llama "criminales" al presidente estadounidense, Macron y May

Adrià Rocha Cutiller

Ciudadanos sirios se manifiestan contra el ataque.

Ciudadanos sirios se manifiestan contra el ataque. / YOUSSEF BADAWI / EFE

Bashar el Asad, según su aparato de propaganda, se ha levantado tranquilo esta mañana de sábado. Como siempre, sin demasiadas preocupaciones, se ha vestido de traje, ha agarrado su maleta y ha ido, como cualquier otro día, al palacio presidencial de Damasco. «Buenos días, gente resistente. Las almas de Dios no serán humilladas», ha dicho en un tuit.

La capital siria, aunque Asad quiera mostrar que nada ha pasado, se ha levantado bastante antes. Eran las cinco de la madrugada y desde las mezquitas, como cada día a esa hora, empezaba a sonar la primera de las cinco llamadas a la oración.

Entonces, a la música que emanaban los minaretes le ha salido un competidor: desde el cielo, ha retumbado el mil veces anunciado ataque estadounidense. Ha durado 50 minutos, en los que, según el Pentágono, han sido lanzados más de 100 proyectiles, que han destruido un centro de investigación científica en Damasco y dos centrales de almacenaje de gas sarín en los alrededores de Homs. Las instalaciones han quedado completamente destruidas e inútiles; pero estaban completamente vacías. No ha muerto nadie.

«Nuestros sistemas de defensa han confrontado la agresión americana, británica y francesa contra el pueblo sirio. Hemos derribado 13 misiles», ha asegurado este sábado la agencia estatal de noticias siria, SANA, que ha asegurado que a causa de la acción solo tres personas han resultado heridas. «Esta agresión no lleva a ninguna parte —ha dicho en un comunicado el alto mando militar sirio—. Solo sirve para incrementar la determinación del pueblo sirio a defender su soberanía, dignidad y seguridad».

Aviso previo

Justo antes del ataque, Estados Unidos ha dado el aviso a RusiaMoscú, entonces, ha pasado el mensaje. «Nos han avisado minutos antes. Además, todas las bases militares habían sido evacuadas desde hace unos días», ha explicado un oficial del Gobierno sirio a la agencia Reuters.

Por la mañana, con los primeros rayos de sol, varios cientos de personas se han manifestado en el centro de Damasco en contra de los ataques. Los protestantes alzaban los dedos en señal de victoria, bailaban, hacían sonar las bocinas y blandían retratos de Asad y las banderas siria, rusa y iraní. «Somos tus hombres y tu gente, Bashar», gritaban. Es gracias a Rusia e Irán que el régimen de Asad, después de siete años de guerra, aún sigue en pie.

El presidente sirio, más tarde, ha hablado: «Esta agresión no hace más que reforzar la determinación de Siria de continuar la lucha y aplastar el terrorismo sobre cada pedazo de tierra», ha dicho Asad, según su Gobierno, en una conversación telefónica con el presidente iraní, Hasan Rohaní.

Respuesta al ataque químico

Damasco, ha confirmado Naciones Unidas, ha atacado con armas químicas a la población civil en al menos 27 ocasiones, lo que supone la violación de la ley humanitaria internacional y las Convenciones de Ginebra.

La última vez, de confirmarse la autoría de Asad, habría sido el fin de semana pasado: unas 80 personas murieron intoxicadas en la ciudad de Duma, antes en manos rebeldes y hace dos días capturada por el Ejército de Asad. El ataque de EEUU, Francia y Gran Bretaña de este sábado, de hecho, es en respuesta a ese suceso.

«Declaro sin tapujos —ha dicho este sábado por la mañana el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei— que el presidente estadounidense, el presidente francés y la primera ministra británica son unos criminales. Han cometido un crimen».

Según los aliados de Asad, el ataque químico sobre Guta fue una fabricación. Rusia, de hecho, este viernes, acusó al Reino Unido de inventárselo. «Condenamos la manipulación y la fabricación de excusas con la finalidad de invadir un país independiente», ha dicho Jamenei. Este sábado, la misión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ha llegado a Duma para investigar el suceso y, según han anunciado, sus pesquisas seguirán pese el ataque de Trump.

Turquía lo celebra

Todos los estados aliados de la OTAN —incluida España— se han apresurado a celebrar el ataque contra Asad, que, según Trump, ha cumplido con su objetivo y no tendrá más continuación. También lo ha hecho Turquía, cuyo papel en Siria es complicado.

Ankara apoya a la oposición siria y desea que Asad sea depuesto. Pero, a la vez, por sus malas relaciones con EEUU y la Unión Europeaha estrechado lazos con Rusia e Irán. El papel turco, en estos últimos meses, ha consistido en un juego de equilibrios y retórica para no enemistarse con nadie.

Este sábado, sin embargo, ha jaleado el ataque contra Asad. «Damos la bienvenida a esta operación. Habría sido impensable no reaccionar ante el régimen sirio. Ha sido un ataque apropiado», ha dicho el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.