Ir a contenido

EL FUTURO DE LA UE

Macron, a por Europa

El presidente francés intenta fraguar una alianza centrista cara a las elecciones al Parlamento Europeo para cambiar el escenario político en Estrasburgo

Eva Cantón

Macron (derecha) junto a la ministra de Deportes, Laura Flessel (izquierda), y la viceministra a cargo de las personas discapacitadas, Sophie Cluzel, en París, el 13 de abril.

Macron (derecha) junto a la ministra de Deportes, Laura Flessel (izquierda), y la viceministra a cargo de las personas discapacitadas, Sophie Cluzel, en París, el 13 de abril. / AFP / LUDOVIC MARIN

Situándose por encima de la división tradicional entre izquierda y derecha, Emmanuel Macron dinamitó los partidos tradicionales y revolucionó el paisaje político francés con un ideario reformista y marcadamente proeuropeo. El presidente francés, instalado desde hace casi un año en el Elíseo, aspira ahora a redibujar las líneas en Europa fraguando una alianza centrista en torno a su ambicioso proyecto para refundar la Unión Europea (UE).

Su estrategia se pondrá a prueba en las elecciones al Parlamento Europeo que se celebrarán en mayo del 2019, las primeras a las que se presentará el partido del presidente, La República en Marcha (LREM), una formación nacida hace solo dos años y por tanto ausente de la Cámara de Estrasburgo.

En campaña

Aunque faltan más de 12 meses para la cita, Macron ya está en campaña. Esta semana ha recibido en París al presidente del Grupo Liberal (ALDE) en la Eurocámara, Guy Verhofstadt, y al del Grupo Popular Europeo (PPE), Manfred Weber, antes de lanzar en Estrasburgo las llamadas ‘consultas ciudadanas’ sobre el futuro de Europa y de pronunciar su primer discurso en la Eurocámara, este martes.

Simultáneamente, LREM lanzó su ‘Gran marcha por Europa’, una serie de actos para recabar la opinión de los franceses sobre cuestiones europeas. El delegado general de la formación, Christophe Castaner, antiguo miembro del Partido Socialista y hombre de confianza de Macron, detalló recientemente a la prensa sus objetivos.  

"La Europa que protege"

“Estas elecciones serán para nosotros la ocasión de construir en el Parlamento Europeo una nueva mayoría de ideas para construir la Europa que protege”, resaltó Castaner. El discurso sobre la refundación europea que Macron pronunció en la Sorbona será la guía de la propuesta programática.

Pero el contexto no es favorable a los planes de Macron. Por primera vez un socio ha decidido abandonar el club comunitario; los ciudadanos desconfían de Bruselas, y en países clave, como Alemania Italia, se abren paso fuerzas contestatarias antieuropeas y populismos de diverso signo. Ese escenario sitúa a Francia en el “centro” de las expectativas para liderar un proyecto “unificador”, según el análisis de LREM.

La ambición del presidente francés es unir a todos los progresistas y mostrar que, como ha sucedido en Francia, se pueden superar los límites de los partidos políticos también a escala europea.

Nueva oferta política

La actual cámara está dominada por el Partido Popular Europeo -en el que la CDU de Angela Merkel es mayoritaria- y el Grupo Socialista, por lo que el camino de LREM para pesar en Estrasburgo no será fácil. Su objetivo es crear a partir de otoño una plataforma común con socios que compartan su diagnóstico europeo. “Será más un acuerdo moral que una alianza grabada en mármol”, en palabras de Castaner.

Para la elaboración del programa electoral, se nutrirán de las respuestas que los ciudadanos den durante la operación “puerta a puerta” llevada a cabo por militantes y simpatizantes de LREM para recoger críticas y propuestas de unos 100.000 franceses a través de un cuestionario.

La formación hará luego una campaña paralela –nacional y europea- para “unir a todos los progresistas sea cual sea su origen político” y articular una nueva oferta política en Europa.

Contactos con Ciudadanos

Esa primera fase “de terreno” se organizará en torno a los organizados en Francia y en las principales capitales europeas, donde los líderes de LREM se reunirán con miembros de partidos políticos afines. En España, Ciudadanos es uno de los posibles socios dado que los contactos con la formación de Albert Rivera son constantes desde hace tiempo.

La formación del presidente francés no ha decidido aún si integrarse o no en el Grupo de los liberales, la familia política del Parlamento más afín al ‘macronismo’. El delegado de LREM asegura que se sienten libres para buscar un marco institucional alternativo al actual, que a su juicio “no ha alcanzado sus objetivos”.

Elecciones intermedias

Además del engranaje de las alianzas, Macron tendrá otras dificultades en su estrategia europea. Las elecciones al Parlamento Europeo generan un nulo entusiasmo y la movilización es escasa. “Conviene recordar que son unas elecciones intermedias, que suelen ser negativas para los Gobiernos en ejercicio”, advierte el investigador de la Universidad de Lovaina Cal Le Gall.

Habrá que ver también si cristaliza el malestar de numerosos sectores sociales con las reformas del presidente y la contestación se transforma en un voto de protesta en la próxima cita que los franceses tengan con las urnas. “Al final es una elección en clave nacional en la que se muestra el acuerdo o el desacuerdo con el partido en el poder”, agrega el politólogo.

0 Comentarios
cargando