Ir a contenido

ALTA MÉDICA

Yulia Skripal, la hija del exespía ruso envenenada, sale del hospital y es llevada a "un lugar seguro"

Su padre, Serguéi Skripal, sigue ingresado, aunque ya no se encuentra en estado crítico y mejora con rapidez

Agencias

Foto de archivo de Yulia Skripal, de 33 años, hija del exespía ruso Serguéi Skripal, envenenada junto a su padre en Salisbury (Inglaterra), el 4 de marzo.

Foto de archivo de Yulia Skripal, de 33 años, hija del exespía ruso Serguéi Skripal, envenenada junto a su padre en Salisbury (Inglaterra), el 4 de marzo. / AFP

Yulia Skripal, la hija del exespía ruso envenenada supuestamente con un gas tóxico junto a su padre en Salisbury (Inglaterra) el pasado 4 de marzo, ha sido dada de alta este lunes y llevada a "un lugar seguro", según ha informado este martes la BBC.

La hija del antiguo agente ruso comunicó la semana pasada a través de la Policía Metropolitana de Londres (Met) que su estado de salud había mejorado y que recobraba fuerzas cada día. Los médicos que tratan al antiguo espía Serguéi Skripal en el hospital de Salisbury han informado de que ya no se encuentra en estado crítico y está respondiendo bien al tratamiento. El exagente "también ha progresado, a pesar de que se está recuperando más lentamente", ha señalado la subdirectora general del hospital, Christine Blanshard.

Los Skripal han estado en situación crítica durante cinco semanas y los médicos llegaron a temer que, aunque sobrevivieran al envenenamiento, sufrirían graves daños cerebrales. Desde entonces, su estado de salud empezó a mejorar rápidamente. Según el 'Sunday Times', el Reino Unido está considerando otorgarles una nueva identidad y ofrecerles residir en EEUU para protegerles de nuevos ataques.

Reubicación secreta

Rusia, por su parte, ha señalado que consideraría cualquier reubicación secreta de los Skripal como un secuestro de sus ciudadanos. "El mundo, si no tiene ninguna oportunidad de interactuar con ellos, tendrá toda la razón de verlo como un secuestro de los dos ciudadanos rusos o al menos como su aislamiento", ha declarado un portavoz de la embajada rusa en Londres.

Los Skripal fueron atacados el pasado marzo con un agente nervioso de tipo militar identificado como Novichok, de fabricación rusa. El Gobierno de Theresa May responsabilizó a Rusia del ataque y respondió con la expulsión de 23 diplomáticos rusos, lo que inició una espiral de represalias entre Moscú y Occidente. Las autoridades rusas han negado siempre cualquier implicación en el incidente. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.