Ir a contenido

MÁXIMA TENSIÓN

Clamor internacional por la matanza en la frontera de Gaza

El secretario general de la ONU y la UE piden una investigación "independiente" y "transparente" de la muerte de 16 manifestantes palestinos

Mateo Torres

Manifestantes evacuan a un herido en las protestas de este sábado en Gaza.

Manifestantes evacuan a un herido en las protestas de este sábado en Gaza. / EFE / MOHAMMED SABER

El nuevo baño de sangre del viernes en la franja de Gaza ha suscitado este sábado un clamor general tanto en los territorios palestinos como en el exterior, mientras Israel se defendía acusando al movimiento islamista Hamás de haber orquestado manifestaciones violentas. La intensidad de las protestas se ha reducido sensiblemente el sábado, aunque aun así volvió a haber decenas de manifestantes heridos.

La primera jornada de la Marcha del Retorno se saldó el viernes con la muerte de 16 manifestantes palestinos y casi dos millares de heridos, decenas de ellos por balas de francotiradores del Ejército israelí apostados tras trincheras de tierra del otro lado de la frontera. Otros fueron atendidos en los hospitales por la inhalación de los gases lacrimógenos lanzados por el Ejército, en la jornada más sangrienta en Gaza desde la ofensiva israelí del 2014.

La ONU y la UE

El secretario general de la ONUAntónio Guterrespropuso que se abra una investigación “independiente” y “transparente” para determinar la causa de tantas muertes y tantos heridos en unas concentraciones de manifestantes claramente desarmados. Prácticamente en los mismos términos se expresó la alta representante de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini. Estados Unidos se limitó a declararse "profundamente entristecido" y a pedir "medidas para reducir las tensiones".

El mismo viernes por la noche se reunió en Nueva York el Consejo de Seguridad de la ONU, pese a que Israel y EEUU pidieron que las deliberaciones se aplazaran al sábado a causa de la Pascua judía. Ningún enviado de Israel participó en unas discusiones de las que no salió ninguna resolución.

Guterres llamó a las partes implicadas a “abstenerse de cualquier acto que pueda causar más bajas, y en particular a no adoptar medidas que puedan dañar a civiles”. En medios de las Naciones Unidas se pidió que los civiles, especialmente los niños, no se conviertan en objetivo de los soldados.

“Israel tiene que responder por sus responsabilidades bajo la ley humanitaria y los derechos humanos internacionales”, dijo el vicepresidente para asuntos políticos de la ONU, Taye-Brook Zerihoun. “La fuerza letal solo debería usarse como un último recurso y las bajas deberían ser investigadas apropiadamente por las autoridades”, añadió.

Imágenes acusadoras

Un vídeo que circula desde el viernes por las redes sociales muestra a un joven palestino –identificado como Abdelfatá Abdelnabi, de 18 años– que aparentemente se desmorona tras ser alcanzado por la espalda por una bala que le disparan los soldados apostados en la frontera, del otro lado de la verja, sin que el joven representara ningún peligro. El viernes el Ejército dijo que únicamente se disparó contra los manifestantes que trataban de cruzar la verja, lo que las imágenes contradicen.

Este sábado, cuando se ha enterrado a las víctimas del viernes, ha habido incidentes menos graves, puesto que el número de manifestantes ha sido sensiblemente menor en toda Gaza. A la entrada de la noche, los heridos eran varias decenas, según fuentes hospitalarias de la franja.

En la Cisjordania ocupada, incluido el sector este de Jerusalén, se decretó el sábado una huelga general que fue ampliamente seguida, al igual que en la franja de Gaza. 

Un corto paseo

En la Marcha del Retorno participaron refugiados de 1948 que fueron expulsados por inmigrantes judíos procedentes de Europa para crear el estado de Israel. Muchos de los manifestantes procedían del sur de lo que hoy es Israel, de la ciudad de Bersheba y de otras localidades de la zona que los refugiados podrían alcanzar teóricamente en un corto paseo desde los ocho campos de refugiados que hay en la franja de Gaza.

Las protestas continuarán previsiblemente hasta el 15 de mayo, cuando se cumplirá el 70º aniversario del establecimiento del estado de Israel, una fecha en la que los palestinos conmemoran la Nakba o Catástrofe que supuso para ellos ese día. El reciente reconocimuiento unilateral por parte del presidente de EEUU, Donald Trump, de Jerusalén como capital de Israel contribuye sin duda a elevar la tensión.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.