Ir a contenido

oriente próximo

Dieciséis palestinos muertos en choques con el Ejército israelí en Gaza

Decenas de miles de personas participaban junto a la frontera en la 'Marcha del Retorno', para exigiía el derecho al regreso de los refugiados

El Periódico

Cientos de palestinos protestan en Gaza frente a la frontera con Israel, este viernes.  / AMIR COHEN (REUTERS)

Cientos de palestinos protestan en Gaza frente a la frontera con Israel, este viernes. 
Manifestantes palestinos huyen de los disparos de gas del Ejército israelí, junto a la frontera.

/

La violencia ha vuelto a desatarse este viernes en la franja palestina de Gaza, junto a la frontera con Israel. Al menos 16 manifestantes palestinos han muerto, la mayoría de ellos jóvenes, y unos 2.000 han resultado heridos en enfrentamientos con el Ejército israelí en el inicio de la 'Marcha del Retorno', convocada por Hamás y apoyada por la mayoría de las facciones palestinas para exigir el derecho al regreso de los refugiados palestinos y denunciar el bloqueo de la franja por parte del Gobierno hebreo. 

Decenas de miles de palestinos, entre ellos gran número de mujeres y niños, se han concentrado desde primera hora de este viernes a lo largo de diversos puntos de la frontera. Al otro lado, cientos de soldados israelís, incluidos un centenar de francotiradores apostados. 

Los soldados han respondido con gases lacrimógenos y otros medios de dispersión a las miles de personas se han acercado a la frontera en seis puntos de la franja. Y han utilizado munición real contra los que se han aproximado a la verja más de lo permitido, en uno de los choques más sangrientos de los últimos años. 

Gases desde un dron

Por primera vez, además, la policía israelí ha anunciado haber utilizado un dron para lanzar gases lacrimógenos contra los manifestantes, lo que ha podido ser constatado por un periodista de la agencia France Presse. Según el reportero, una decena de granadas con gases han caído sobre los manifestantes, desde una altura de 10 a 20 metros, hiriendo a varios de ellos.

Según el Ejército, 30.000 personas han acudido a la convocatoria de los islamistas, apoyada por otras facciones y por el presidente palestino Mahmud Abás. Los organizadores habían asegurado que sería pacífica, pero en varios puntos ha derivado en lanzamiento de piedras y neumáticos ardiendo.

Observadores locales y testigos elevan a alrededor de 40.000 el número de participantes, que han ido llegando a lo largo de la mañana a los principales puntos de convocatoria: Rafá y Jan Yunis en el sur, El Bureij y este de Gaza capital en el centro, y Yabalia en la zona norte.

Los manifestantes, ondeando banderas palestinas y cantando eslóganes nacionalistas, se han ido acercando a la valla que separa Gaza de Israel, y parte de ellos han superado el límite de seguridad de 700 metros de distancia que habían fijado los organizadores, con lo que la tensión ha ido en aumento hasta desembocar en un nuevo baño de sangre.

El Ejército israelí ha asegurado que los manifestantes han lanzado "bombas incendiarias, piedras y neumáticos en llamas" contra los soldados y que estos, en respuesta, "han usado medios de dispersión y disparos contra los principales instigadores".

Las autoridades palestinas y Turquía han denunciado el "uso desproporcionado de la fuerza" por parte de Israel. La Liga Árabe ha condenado la "salvaje respuesta" israelí.

Ya a primeras horas de la mañana, un tanque israelí ha disparado sobre un palestino que estaba cerca de la valla causándole la muerte. Según fuentes palestinas, se trataba de un agricultor que se había acercado a sus tierras.

Reguero de víctimas

Más tarde, los enfrentamientos en la frontera han ido dejando un reguero de víctimas, que ascendía a última hora de la tarde a  15 muertos y cerca de 2.000 heridos, incluidos varios cientos afectados por la inhalación de gas lacrimógeno, según cifras del Ministerio de Sanidad palestino.

Los organizadores han llamado a los manifestantes a retirarse al menos hasta este sábado. Los activistas habían montado grandes tiendas de campaña a 700 metros de la frontera para la Marcha del Retorno, que se iniciaba hoy con la intención de mantener la presencia de cientos de personas durante seis semanas, hasta el 15 de mayo, día de la la 'Nakba' (catástrofe), en el que los palestinos recuerdan la desposesión y el exilio que supuso para ellos la creación del Estado de Israel, en 1948.

Según la ONU, de los dos millones de habitantes de la franja de Gaza, unos 1,3 millones son refugiados o descendientes de refugiados.  

0 Comentarios
cargando