Ir a contenido

TENSIÓN DIPLOMÁTICA

La OTAN se suma a la ofensiva contra Rusia

El secretario general, Jens Stoltenberg, anuncia la expulsión de siete diplomáticos rusos y la denegación de acreditación a otros tres

Silvia Martinez

El secretario general de la OTAN,  Jens Stoltenberg.

El secretario general de la OTAN,  Jens Stoltenberg. / EFE / OLIVIER HOSLET

La OTAN se suma a la ofensiva diplomática contra el Kremlin. La misión de Rusia ante la Alianza Atlántica también sufrirá las consecuencias del envenenamiento con gas nervioso del ex espía Seguei Skripal y su hija Yulia en la localidad británica de Salisbury. El secretario general, Jens Stoltenberg, ha anunciado que retiran la acreditación a siete diplomáticos y denegarán otras tres demandas de acreditación lo que significa que la presencia rusa ante este organismo quedará limitado a una veintena de personas.

La decisión es fruto de las intensas consultas de los últimos días del bando aliado, que se han saldado hasta el momento “con la expulsión de más de 140 diplomáticos rusos” de los 25 países que forman parte de la OTAN y sus aliados, entre ellos España que ha anunciado la expulsión de dos personas. “Es una respuesta internacional amplia, fuerte y coordinada. Envía una señal clara a Rusia de que su patrón de comportamiento peligroso e inaceptable tiene costes y consecuencias”, ha explicado durante una breve comparecencia Stoltenberg que ha avisado también de la falta de una “respuesta constructiva” de la parte de Rusia para explicar lo ocurrido en Salisbury el pasado 4 de marzo.

Con la expulsión y la negativa de acreditación, la misión de Rusia ante la OTAN quedará limitada a 20 personas, suficientes ha dicho el noruego para mantener los canales de comunicación y el diálogo abiertos. “Nuestra decisión no cambia nuestra política hacia Rusia. La OTAN sigue comprometida con una estrategia doble de defensa fuerte y de apertura al diálogo” pero refleja “las preocupaciones graves de seguridad expresadas por los aliados”, ha recordado el exprimer ministro noruego.

Las relaciones entre la OTAN y Rusia llevan resentidas desde hace meses, a raíz de la anexión unilateral de la península de Crimea. Entonces, el bando aliado decidió suspender la cooperación militar y civil con Moscú aunque mantiene el diálogo político abierto a través de las reuniones del Consejo OTAN-Rusia.

18 países de la UE

Stoltenberg no ha excluido la posibilidad de adoptar nuevas medidas en el futuro y ha recalcado que las adoptadas hasta ahora son “proporcionadas” y están en línea con “sus obligaciones legales”. Según el último recuento, Además de Estados UnidosUcraniaCanadáAustralia y Noruega hay 18 países de la Unión Europea que han decidido hasta el momento expulsar diplomáticos de su territorio como castigo a Moscú, a quien Londres apunta como responsable del ataque con gas nervioso.

El grueso de los expulsados corresponden a Estados Unidos, con 60, aunque en conjunto la cifra de la UE también rondaría ese número de personas. A la cabeza está el Reino Unido (23), seguido de Alemania (4), Francia (4), Polonia (4), Lituania (3), República checa (3), España (2), Italia (2), Holanda (2), Dinamarca (2), Suecia (1), Letonia (1), Rumanía (1), Croacia (1), Hungría (1), Irlanda (1), Finlandia (1), Estonia (1) y Bélgica (1), el último en sumarse este martes.

Entre los países europeos que de momento no han decidido o rechazan tomar medidas tan drásticas se encuentran Grecia, Chipre, Malta, Luxemburgo o Portugal. “Es difícil para algunos Estados miembros pequeños porque quizás solo tienen dos o tres diplomáticos y es muy posible que haya represalias”, alegan fuentes diplomáticas europeas.

Reacción de Rusia

Rusia, por su parte, medita aún la respuesta a las expulsiones masivas de diplomáticos, que será decidida por el propio presidente, Vladímir Putin, y seguirá el principio de la reciprocidad, tal y como dieron a entender políticos y altos funcionarios en la víspera, informa desde Moscú Marc Marginedas. El ministro de Exteriores ruso, Seguéi Lavrov, ha cargado con dureza contra EEUU, país al que ha acusado de ejercer “grandes presiones” al resto para secundarle en las medidas de represalia contra Moscú.

“La expulsión masiva de diplomáticos es el resultado de presiones colosales, de un chantaje colosal que constituye, desgraciadamente, el arma principal de Washington en la escena internacional”, ha declarado el titular de Exteriores durante una rueda de prensa en Tashkent, la capital de Uzbekistán, donde se celebra un encuentro sobre Afganistán.

Moscú ha negado de forma reiterada tener algo que ver en el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal, y ha advertido que no reconocerá ninguna investigación en la que no participe. Los asesinatos en el extranjero de ciudadanos rusos críticos con el Kremlin que formaron parte del Estado y que decidieron huir no se limita solo a Gran Bretaña. En Ucrania, hace un año fue abatido a tiros en plena luz del día Denis Voronenkov, un parlamentario ruso que colaboraba en las investigaciones sobre la injerencia rusa en la política ucraniana.

Temas: Moscú OTAN Rusia

0 Comentarios
cargando