Ir a contenido

TENSIÓN ENTRE MOSCÚ Y OCCIDENTE

Rusia promete responder de forma recíproca a todos los países que han expulsado a diplomáticos

La respuesta del Kremlin será decidida por el propio presidente Putin en los próximos días

El Ministerio de Exteriores ruso advierte de que es una continuación en el "camino de la confrontación"

Marc Marginedas

El presidente ruso, Vladimir Putin, en un acto de campaña el 18 de marzo en Moscú.

El presidente ruso, Vladimir Putin, en un acto de campaña el 18 de marzo en Moscú. / YURI KOCHETKOV (EFE)

Como era de esperar, Moscú ha anunciado este lunes que responderá recíprocamente a todos los países que han decidido expulsar a diplomáticos rusos en represalia por el reciente envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia. "El provocador gesto de solidaridad de estos países con Londres... es una continuación en el camino de la confrontación hacia la escalada", reza un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores.

La respuesta se producirá en los próximos días, una vez que el presidente Vladimir Putin haya estudiado las propuestas de su Ejecutivo, y no se excluirá a ningún país que haya adoptado medidas de represalia contra Moscú, ha declarado el portavoz presidencial, Dmitri Peskov. Regirá "el principio de reciprocidad", ha puntualizado, antes de reiterar, una vez más, que su país no tiene "nada que ver" en la tentativa de asesinato de Skripal. 

Discurso belicista

La expulsión masiva de personal diplomático por parte de EEUU, Canadá y 14 países de la UE da al traste con las esperanzas de que la tensión con el Kremlin remitiese tras la arrolladora victoria de Putin en las presidenciales del 18 de marzo. Durante la campaña electoral previa a los comicios han abundado los gestos de tensión, incluyendo el discurso más belicista jamás pronunciado por el líder del Kremlin desde su llegada al poder, ante las dos cámaras del Parlamento. Profirió amenazas y mostró misiles de nueva generación. 

Rusia no tiene intención alguna de reconocer las conclusiones de ninguna investigación sobre el caso Skripal en la que no haya participado, y se ha negado a dar respuesta a los requerimientos de Londres para que explique cómo un gas nervioso perteneciente a la familia Novichok y producido por la Unión Soviética hasta los años 90 ha podido ser empleado en la tentativa de asesinato de Skripal y su hija, quienes padecerán secuelas durante el resto de su vida. En tono desafiante, poco antes de que finalizara el ultimátum dado por Londres, Putin dijo a los micrófonos de la BBC: "Lleguen al fondo del asunto y luego hablaremos".        

    

        

0 Comentarios
cargando