Ir a contenido

crece el escándalo

Prostitutas, sobornos y elecciones en Cambridge Analytica

El director de la compañía, Alexander Nix, es cesado tras la difusión de un video en el que revela el modo de actuar de la empresa, con trampas sexuales, chantaje y difusión de mentiras para ayudar a los clientes

Begoña Arce

Una investigación encubierta realizada por Channel 4 News revela cómo Cambridge Analytica realiza campañas secretas en las elecciones en todo el mundo. / CHANNEL 4 NEWS

El consejero delegado de Cambridge Analytica, Alexander Nix, ha sido suspendido de sus funciones  con "efecto inmediato" tras ser filmado con una cámara oculta, junto a otros ejecutivos de la firma, en un video emitido el lunes por la cadena de televisión Channel 4, hablando de los trucos sucios que emplean en las campañas electorales.  "La junta de Cambridge Analytica anunció hoy que ha suspendido a CEO Alexander Nix con efecto inmediato, pendiente de una completa e independiente investigación", señala el comunicado difundico  a última hora del martes. "La junta considera que los recientes comentarios del señor Nix, grabados por Channel 4 y otras alegaciones, no representan los valores o las operaciones de la firma y esta suspensión refleja la seriedad con la que nos tomamos esta violación", añade la nota.  Cambridge Analytica, es la compañía en el centro del escándalo de la filtración de datos en Facebook. La firma se atribuye la victoria electoral de Donald Trump

En la filmación, Nix sugiere al periodista, que se hace pasar por un cliente potencial,  una serie de tácticas de su compañía para desacreditar a los políticos en internet y las redes sociales. Uso, por  ejemplo, de prostitutas para implicarles en un escándalo sexual. Ofrecimiento de sobornos para filmarles y acusarles de corrupción. Utilización de antiguos espías del Reino Unido e Israel para escarbar en el pasado del político en cuestión. Y por supuesto, operan en secreto.

Trapos sucios y sobornos

En la filmación el ejecutivo de Cambridge Analytica habla de contratar  “ucranianas” para tentar al político a derribar. “Tenemos muchas historias del estilo de mandar chicas a las casas de los candidatos. Podemos llevar algunas ucranianas de vacaciones con nosotros. Sabe lo que quiero decir. Son preciosas y funciona muy bien”,  explica Nix al reportero que se hizo pasar por representante de una familia adinerada de Sri Lanka a la búsqueda de influencia política en su país.

Sacar los trapos sucios del candidato a eliminar es otra táctica, pero en Cambridge Analytica van más allá.  “Oh, hacemos mucho más que eso”, comenta Nix durante una cena en un hotel de Londres. “Rebuscar en profundidad es interesante, pero ,sabe, es igualmente de eficaz ir y hablar directamente con la persona en cuestión y hacerle una oferta fabulosa, asegurándonos de que está siendo filmada en vídeo como prueba de corrupción”. Y el ejecutivo pone un ejemplo. “Le vamos a ofrecer una gran cantidad de dinero al candidato para financiar su campaña a cambio de tierra, por ejemplo, lo filmamos todo, ocultamos la cara de nuestro tipo y lo colgamos en Internet”. 

En la sombra

Todos los trabajos de Cambridge Analytica, explica su directivo, se realizan de manera oculta. La firma se esconde tras redes y grupos subcontratados que cambian continuamente. “Operamos a través de diferentes vehículos, en la sombra, y esperamos construir una muy larga y secreta relación con usted”, le dice Nix al reportero. El directivo tampoco ve inconveniente en ayudar a sus clientes difundiendo mentiras. “Son cosas que, quiero decir, suena fatal, pero son cosas que no es necesario que sean ciertas mientras sean creídas”.  

Las confesiones fueron filmadas en una serie de reuniones en hoteles de Londres a lo largo de cuatro meses, entre noviembre del 2017 y enero de este año. Junto a Nix, acudieron el director ejecutivo de la empresa,  Mark Turnbull,  y Alex Tayler, el Jefe del servicio de datos (Chief Data Officier). En los encuentros  los ejecutivos alardean de haber trabajado en unas 200 elecciones en todo el mundo, incluidas las de Nigeria, Kenia, la República Checa, India y Argentina.

Emociones, no hechos

Su método pasa por obtener datos y perfiles de la población para segmentarla y a partir de ahí saber el lenguaje que emplean y los temas que les interesan y preocupan. “Los dos factores humanos fundamentales que existen cuando se trata de hacer llegar información de manera eficaz son las esperanzas y los temores, muchos de los cuales son tácitos e incluso inconscientes”, explica Turnbull, quien resume de forma preocupante lo que cuenta en los mensajes políticos. “No es bueno luchar en una campaña electoral basándose en hechos, porque en realidad de lo que se trata todo es de emociones”. También es importante que no se note que cualquier mensaje es propaganda, porque cuando eso ocurre la siguiente pregunta es “¿Quién ha propagado ese mensaje?”   

La compañía británica ha sido acusada de utilizar los datos personales de 50 millones de miembros de Facebook para influir en la elección presidencial del 2016 en Estados Unidos. Fue un antiguo trabajador de CA, el científico de datos informáticos, Christopher Wylie de 28 años, quien reveló cómo la empresa construyó una herramienta que con toda probabilidad ayudó a Trump a ganar las elecciones. Cambridge Analytica recopiló en el 2014 la información a través de un investigador de la Universidad de Cambridge, el psicólogo rusoamericano, Alexandr Kogan, que había obtenido permiso de Facebook para recabar los datos de sus usuarios con fines académicos. Hace tres años Facebook supo que esos datos se habían desviado, pero hasta el pasado viernes no suspendió las cuentas de Cambrigde Analytica y de Kogan.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.