Ir a contenido

Polémica en berlín

Alemania estudia hacer un himno más inclusivo con las mujeres

El Ministerio Federal de Familia se plantea modificar la letra para incluir un lenguaje más igualitario pero los conservadores de Merkel se oponen a ello

Carles Planas Bou

Aficionados alemanes animan a su seleccion en un partido de fútbol.

Aficionados alemanes animan a su seleccion en un partido de fútbol. / EFE / ARNE DEDERT

En un momento en que las mujeres empiezan a copar el poder político del país, Alemania estudia reformular su himno nacional para hacerlo más inclusivo. Según pudo saber ayer el diario ‘Bild am Sonntag’, el Ministerio Federal de Familia se ha planteado reescribir algunos pasajes de la letra para hacer referencia a un género femenino que no tiene presencia alguna.

Esta nueva propuesta ha sido idea de Kristin Rose-Möhring, comisaria de igualdad de una cartera ministerial que controlan los socialdemócratas. “¿Por qué no hacemos que nuestro himno tenga igualdad de género?”, se preguntaba en un documento interno obtenido por el diario con sede en Berlín. “No haría daño a nadie y beneficiaría el recién creado Ministerio de Interior, Fomento y Patria”. Además de una cuestión de igualdad de género, la medida también responde al creciente interés por los temas de identidad nacional, popularizados por la formación ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

La idea de Rose-Möhring consistiría en cambiar el término “hermandad” por “coraje” y hacer que el término “patria” no tenga una única implicación masculina (en alemán se pasaría de ‘Vaterland’ a ‘Heimatland’, que ambas tienen la misma traducción al castellano). El texto que acompaña a ‘das Deutschlandlied’, el himno nacional alemán, se basa en un poema escrito en 1841 por August Heinrich Hoffmann von Fallersleben. Quizás es momento de actualizar su lenguaje.

Cambios en Austria y Canadá

La propuesta filtrada por el ‘Bild’ ha despertado todo tipo de reacciones. Mientras algunos han celebrado esa medida de inclusividad de la mujer, los sectores más conservadores lo han visto con cierta ironía y menosprecio. Entre los democristianos de la CDU, la cancillera Angela Merkel, la nueva ministra de Agricultura Julia Kloeckner y la nueva presidenta del partido Annegret Kramp-Karrenbauer han renegado de cualquier cambio.

Pero a pesar de haber recibido algunas críticas, la propuesta no es nueva. En el año 2012 la vecina Austria ya aprobó por mayoría parlamentaria modificar su himno para hacerlo más inclusivo, pasando de mencionar el país como un “hogar de grandes hijos” a un “hogar de grandes hijos e hijas”. Canadá siguió el mismo rumbo en 2016 e hizo que su himno tuviese un lenguaje más neutro con el género.

Aunque de momento el caso alemán es tan solo una propuesta aislada y no parece que pueda prosperar, un posible cambio del himno iría en la misma línea que otras políticas igualitarias como la que, desde enero, da alas a las mujeres para que denuncien la discriminación salarial en sus puestos de trabajo.