Ir a contenido

ELECCIONES EN ITALIA: LOS PROTAGONISTAS

Antonio Tajani: El presidente del Parlamento Europeo apuesta por volver a la política italiana

El candidato de Forza Italia exhibe pragmatismo y buenos modales pero nunca ha dejado de acompañar a Berlusconi

Irene Savio

Antonio Tajani, tras votar en Fiuggi.

Antonio Tajani, tras votar en Fiuggi. / EFE / PAPETTI

Antonio Tajani (Roma, 1953), actual presidente del Parlamento Europeo y  candidato de Forza Italia (el partido de Silvio Berlusconi), a primer ministro dudó pero finalmente el pasado jueves aceptó la propuesta y puso fin al misterio. "Doy las gracias a Berlusconi por el gesto de confianza", tuiteó, ya entrada la noche, poco después de que fuera precisamente Berlusconi quien, en un popular programa de la televisión italiana, dio la noticia.   

► Resultados elecciones de Italia: Triunfo de los populismos

Prácticamente desconocido para el público internacional hasta su elección, en enero del 2017, como máxima autoridad de la Eurocámara, Tajani completa así un camino iniciado en 1994, cuando entró en política de la mano de Berlusconi y su entonces recién creada Forza Italia. Neoliberal y jurista de formación, ha sido eurodiputado desde 1994 y entre el 2008 y el 2014 fue primero comisario europeo de Transportes y después de Industria y Empresa, cargos que abandonó sin reclamar el medio millón de euros de indemnización al que tenía derecho al finalizar su mandato.

Pragmatismo

No obstante, este expiloto de la Fuerza Aérea italiana y experiodista nunca se alejó completamente de su antiguo mentor —del cual también fue portavoz— y, desde que Berlusconi decidió en otoño inmiscuirse nuevamente en la vida política activa, no ha escatimado esfuerzos para  acompañar al ‘Il Cavaliere’ en sus mítines políticos en Italia. Todo ello, manteniendo el perfil bajo, los buenos modales y el pragmatismo que ha exhibido en sus años en Bruselas.

De ser elegido primer ministro, Tajani se cobraría una importante victoria en Italia, donde en 1996 no logró obtener un escaño en el Parlamento y donde en el 2002 perdió en las municipales en las que aspiraba a la alcaldía de Roma (la ganó el progresista Walter Veltroni). Además, este hijo de una ama de casa y un oficial del Ejército italiano —que pasó parte de su infancia en Francia, en bases militares de la OTAN—, también se convertiría en un socio ideal para los círculos conservadores de España: en el 2015, la ciudad de Gijón le dedicó incluso una calle.  

0 Comentarios
cargando