Ir a contenido

ELECCIONES ITALIANAS

Los indignados en Italia van camino de ser la primera fuerza en votos, aunque no en escaños

El Movimiento Cinco Estrellas causa estupor al comunicar al presidente de la República los nombres de sus ministros antes de los comicios

Rossend Domènech

 El candidato del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi Di Maio, el pasado miércoles, 27 de febrero-

 El candidato del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi Di Maio, el pasado miércoles, 27 de febrero- / EFE / ANGELO CARCONI

Tienen prisa y mucha. Aún antes de celebrarse las elecciones generales del domingo, esta semana el Movimiento 5 Estrellas (M5S) --los indignados de Italia-- ya ha enviado por correo electrónico la lista de los ministros de su Gobierno al presidente de la República, Sergio Mattarella. Ignora así incluso la premisa constitucional de que el candidato a primer ministro solamente los propone y es el jefe del Estado quien los nombra.

Paolo Gentiloni, primer ministro en funciones, ha definido como "un festival surreal" que "por primera vez, un Gobierno en la sombra se presenta antes de las elecciones". "Ha sido un acto de cortesía", le ha rebatido Luigi Di Maio, de 32 años, candidato a primer ministro por el movimento fundado por el cómico Beppe Grillo, que se inspira en lo que llaman la "democracia directa", por lo que todas sus decisiones se toman "consultando la red"; es decir, después de un referéndum entre los inscritos.

El M5S elige también de la misma manera sus candidatos a diputado y senador, por lo que puede suceder –ya ha sucedido varias veces—que  una peluquera se presente, reúna 300 votos y, a falta de competidores en su ciudad o pueblo, esté hoy en el Parlamento, cobrando unos 15.000 euros mensuales, prebendas incluidas. La peluquera puede ser también un albañil o un parado, lo que ha provocado la crítica de "estar mal preparados para legislar"... o tal vez para sortear las trampas de los viejos zorros de la política.

Los sondeos

Según los últimos sondeos públicos, el M5S gozaría de un apoyo entorno al 27,8%, que, de confirmarse el domingo, le convertiría en el primer partido del país, el segundo en escaños por la ventaja de las coaliciones, ya que la formación no ha establecido alianzas con nadie. Actualmente tiene 163 parlamentarios (entre la Cámara de Diputados y el Senado), que en su mayoría entregan una parte del sueldo a un fondo de microcréditos para pequeñas y medianas empresas.

Nacieron como anticasta política y han mantenido su virginidad contra viento y marea. "Si el M5S no obtiene la mayoría lanzaré una llamada a todos", ha explicado Di Maio, por lo que, de ganar, se presentará al Parlamento con un programa: "Nos confrontamos y lo firmamos,  no estamos dispuestos a una gran coalición".

En su programa, el M5S propone una "renta de ciudadanía" universal para los que no disponen de recursos: 812 euros para un soltero/a y 1.706 euros para una pareja con dos hijos. Promete rebajar la edad de jubilación y los años de contribución a la Seguridad Social. A la familias les ofrece 15.000 millones en concepto de subsidios para jardines de infancia, canguros y lo esencial para un bebé, incluidos los pañales, además de reducciones fiscales por contratar asistentas domésticas. Según el M5S, habrá solo tres cuotas fiscales y quienes cobren hasta 10.000 euros anuales no pagarán impuestos, como tampoco los que alcancen los 26.000 euros por año y tengan familiares a su cargo. El economista Roberto Perotti ha analizado su programa y estima que producirá un déficit de 63.000 millones (171.000 millones el de los conservadores). Al principio querían suprimir el euro, ahora solo reformarlo, al igual que los tratados europeos.

Los pluses, para la formación

El código de conducta del M5S prevé que los electos entreguen los pluses que se añaden al sueldo de parlamentario. En la última legislatura han entregado 23 millones de euros, que han ido a parar a un fondo constituido en el Ministerio de Economía, destinado a ofrecer microcréditos a las pequeñas y medianas empresas.

En vísperas de las elecciones, los medios han ventilado que había sido un medio engaño porque muchos indignados se quedaban el dinero. Investigada la cuestión, ha resultado que lo habían hecho unos 10 parlamentarios sobre 163 y que faltaban 800.000 euros. Han sido expulsados del partido.

0 Comentarios
cargando