Ir a contenido

CONFLICTO SAHARAUI

La justicia europea avala el acuerdo pesquero con Marruecos

El Tribunal de Justicia de la UE dice que es válido porque no se aplica al Sáhara Occidental

Silvia Martinez

Pesqueros en el puerto de Barbate (Cádiz) que faenan en aguas de Marruecos.

Pesqueros en el puerto de Barbate (Cádiz) que faenan en aguas de Marruecos. / ARCHIVO / EFE / A CARRASCO RAGEL

El acuerdo pesquero entre la Unión Europea y Marruecos, en marcha desde el 2006, seguirá vigente. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea considera que el pacto sí es válido, ya que deduce que no es aplicable ni al Sáhara Occidental ni a las aguas adyacentes a este territorio, zonas que entiende que no están bajo soberanía del reino de Marruecos. La sentencia contradice la línea argumental apuntada hace casi dos meses por el abogado general, que en sus recomendaciones consideró que el acuerdo no era válido porque el 91,5% de las capturas se llevan a cabo en las aguas del Sáhara Occidental.

En su sentencia, los jueces recuerdan que el pacto se aplica solo en el territorio de Marruecos. Es decir, en “el espacio geográfico en el que el Reino de Marruecos ejerce sus competencias soberanas con arreglo al Derecho internacional, excluyendo cualquier otro territorio, como el del Sáhara Occidental”. En estas circunstancias, continúa la corte, “incluir el territorio del Sáhara Occidental en el ámbito de aplicación del acuerdo conculcaría determinadas normas de derecho internacional general que son de aplicación a las relaciones de la Unión con el reino de Marruecos, en especial el principio de libre determinación”.

Tras examinar las alegaciones de unos y otros, los jueces concluyen, por tanto, que el pacto no incluye ni al Sáhara Occidental ni a las aguas adyacentes y que por tanto sí se ajusta a la legislación de la UE. “Dado que ni el acuerdo de pesca ni el protocolo que lo acompaña son de aplicación a las aguas adyacentes al territorio del Sáhara Occidental, los actos de la Unión que se refieren a su celebración y aplicación son válidos”, sentencian. Es decir, los barcos europeos pueden seguir faenando bajo el paraguas de este pacto pero solo en aguas marroquíes y no en las adyacentes al Sáhara occidental.

Oídos sordos al abogado general

Los jueces hacen oídos sordos así a las opiniones del abogado general, Melchior Watelet, que hace unas semanas fue rotundo en sus conclusiones al afirman que “el acuerdo de pesca y los demás actos impugnados no respetan ni el principio de soberanía permanente sobre los recursos naturales ni las normas de derecho internacional humanitario ni la obligación de la unión de no reconocer una situación ilegal”. Además, a juicio del jurista belga la contrapartida financiera de la que se beneficia Marruecos a cambio del acceso a sus aguas debería beneficiar casi en exclusiva al pueblo saharaui pero “el acuerdo no recoge las garantías jurídicas que son necesarias para que la explotación pesquera redunde en beneficio del pueblo del Sáhara occidental”.

El pacto prevé un máximo de 126 licencias, de las cuáles el grueso corresponden a la flota española, a cambio de una compensación anual que paga la UE de 40 millones de euros. El acuerdo dejará de estar vigente a partir de julio de 2018 y la Comisión Europea quiere renovarlo de ahí la importancia del fallo de este martes que avala su validez.

El caso, no obstante, deberá volver ahora al Tribunal Supremo de Reino Unido que es quien remitió una pregunta prejudicial a la justicia europea sobre una denuncia presentada por la organización Western Sahara Campagin, dedicada a promover el reconocimiento del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui. Esta organización alegó que el pacto pesquero y la legislación es ineficaz en la medida en la que también se aplican a las aguas saharauis y que, por tanto, las autoridades actúan de forma ilegal a la hora de conceder licencias de pesca para esas aguas en cuestión.

0 Comentarios
cargando